EFEMadrid

La ministra de Defensa, Margarita Robles, figura en el último barómetro del CIS como la integrante del Gobierno mejor valorada, con una nota media de 5,5 puntos, y es la única junto a la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, y la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, que logra aprobar en el nuevo Ejecutivo.

El caso de la vicepresidenta segunda es peculiar, porque el muestreo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) pulsa también la opinión ciudadana respecto a los principales líderes políticos, y en esta tabla -donde figura como dirigente de Unidas Podemos- no llega al aprobado y se queda con 4,8 puntos de media.

Esta puntuación, no obstante, la sitúa como la política más valorada, porque ninguno de los cinco sometidos a escrutinio llega al aprobado. Además, saca dos décimas más que su anterior nota.

Le siguen el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con 4,4 puntos, dos décimas menos que en el barómetro de septiembre, y el líder de Más País, Íñigo Errejón, que repite su 4,2.

Eso sí, el jefe del Ejecutivo logra un aprobado raspado de 5 cuando se pregunta a los encuestados por su gestión de la pandemia, ámbito en el que Díaz logra 4,9 puntos.

En la puntuación global, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, saca 3,7 puntos, el líder del PP, Pablo Casado, sube una décima y obtiene 3,5, y el de Vox, Santiago Abascal, conserva el último puesto, con 2,8 puntos que elevan ligeramente su nota en un décima.

El barómetro de octubre contiene la primera evaluación de los nuevos miembros del Gobierno que hace el CIS desde la remodelación del Gabinete acometida por Sánchez el pasado mes de julio.

Y revela que de los nuevos ministros que se incorporaron al Ejecutivo todos logran como mínimo 4,5 puntos de media, salvo la titular de Derechos Sociales, Ione Belarra, que se queda en un 4, puntuación que solo empeora dentro del Gabinete la ministra de Igualdad, Irene Montero, a la que los encuestados dan 3,9 puntos.

A las tres ministras mejor consideradas (Robles, Calviño y Díaz), siguen la ministra de Sanidad, Carolina Darias (4,9), la titular de Transportes, Raquel Sánchez (4,8).

Con la misma puntuación de 4,7, los titulares de Exteriores, José Manuel Albares, de Educación, Pilar Alegría, Ciencia e Innovación, Diana Morant, y Política Territorial, Isabel Rodríguez.

Con 4,6 de media figuran en la lista el nuevo ministro de Presidencia, Félix Bolaños, el responsable de Seguridad Social, José Luis Escrivá, el de Agricultura, Luis Planas, y la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Un 4,5 logra la nueva ministra de Justicia, Pilar Llop, la misma nota que la titular de Hacienda, María Jesús Montero; la ministra de Industria, Reyes Maroto, se lleva 4,4 puntos, el titular de Cultura, Miquel Iceta, 4,3, y el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, 4,2.

Salvo Díaz, todos los ministros de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición figuran a la cola de la tabla de puntuaciones, y así el de Consumo, Alberto Garzón, y el de Universidades, Manuel Castells, se quedan con 4,1 puntos; en los últimos lugares están Belarra, (4 puntos) e Irene Montero (3,9).

El CIS pregunta un mes más por la confianza que merecen a los españoles el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado, con cierta mejoría para el presidente, porque ahora genera "mucha" o "bastante" confianza al 29,1 por ciento (el 28,8 por ciento en septiembre).

Casado solo inspira confianza al 12 por ciento de los encuestados y "poca" o "ninguna" al 84,2 por ciento, mientras que en el caso del presidente este porcentaje de desconfianza es del 67,8.