EFEMadrid

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado este martes que la situación en Ucrania es "preocupante" pero "no dramática" y ha confiado en que la vía diplomática "tenga un final feliz", a la vez que ha considerado que nadie puede atribuirse "el no a la guerra".

"En el no a la guerra estamos todos", ha subrayado Robles en la Cadena Ser al ser preguntada sobre esa consigna que está difundiendo Unidas Podemos, si bien ha afirmado que España no puede mirar para otro lado cuando en este momento hay 34 guerras declaradas en el mundo.

La ministra ha precisado que España no ha enviado más refuerzos militares a la zona, sino que ha adelantado "un par de semanas lo que estaba previsto" y ha recordado que nuestro país tiene tropas desplegadas en Letonia desde hace seis años y que los "cazas" españoles llevan muchos años realizando misiones de policía aérea en el Mar Negro.

"Son misiones permanentes de estabilidad, de disuasión, en ningún caso son misiones ofensivas", ha subrayado Robles, quien ha explicado que todas esas misiones han sido aprobadas por el Parlamento y el pasado 21 de diciembre el Consejo de Ministros acordó ampliarlas hasta 2023.

Robles ha insistido en que no hay que dramatizar, porque no ha habido ningún ataque militar ni invasión por parte de Rusia, sino que lo que hay son "amenazas" y ha pedido prudencia y amplitud de miras, tanto a los socios de gobierno como a la oposición.

Preguntada sobre la razón por la que el presidente Pedro Sánchez no participó ayer en la videoconferencia del presidente estadounidense, Joe Biden, con mandatarios de países europeos, ha señalado que la relación de España con Estados Unidos es "absolutamente permanente" y "está en todo momento siguiendo con todos los países de la OTAN la evolución de los acontecimientos, siendo un socio importante".

La ministra ha incidido en que el compromiso de España con la paz es "claro e inequívoco" y ha confiado en que al final se imponga el sentido común y la vía diplomática, en la que están trabajando todos los países de la Unión Europea y de la OTAN, entre ellos España, encabezada Sánchez.