EFEBruselas

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó este viernes tras el acuerdo del Consejo Europeo que permite la denominada "excepción ibérica" en el mercado de la electricidad que se han cumplido los objetivos previstos por parte de España.

Sánchez valoró ese acuerdo en la conferencia de prensa que ofreció al término de la cumbre europea de Bruselas junto al primer ministro portugués, António Costa, para simbolizar la unidad de criterio de los dos países en sus demandas a la UE para buscar soluciones que permitan rebajar el precio de la electricidad.

La planteada por ambos, y que ha sido aceptada pese a las reticencias iniciales de socios como Alemania y Países Bajos, aspiraba a que los dos países de la Península Ibérica puedan adoptar medidas específicas debido a su condición de "isla energética" con el convencimiento de que no perjudican al resto de Estados miembros.

El jefe del Ejecutivo resaltó la trascendencia de un acuerdo que es muy beneficioso para España y Portugal y que recalcó que va a facilitar más herramientas para hacer frente a los precios de la energía.

Tras asegurar que los dos países han liderado desde el principio el debate que está permitiendo plantear medidas concretas, destacó que lo conseguido en este Consejo supone "un objetivo cumplido".

Sánchez agradeció la labor de la Comisión Europea para avanzar en este debate y resaltó que "a partir de hoy" España y Portugal van a poder poner en marcha "medidas excepcionales y acotadas en el tiempo" para reducir los precios de la electricidad a consumidores, industria y empresas.

Las medidas serán presentadas la próxima semana por los dos países a la Comisión Europea, que se ha comprometido ya a confirmar de forma urgente que se ajustan al derecho europeo y, para ello, tendrá en cuenta las condiciones especiales de España y Portugal como es su escaso nivel de interconexión eléctrica con Europa.