EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acepta con "entusiasmo y convencimiento" los retos de la Agenda 2030 de la ONU para cambiar el desarrollo social, económico y medioambiental de España y el mundo para lograr "un progreso compartido, seguro y sostenible; que construya la paz y la justicia; que sea la de todos y de todas en alianza".

Así lo ha expresado Sánchez en la introducción del Plan de Acción para la implementación de la Agenda 2030 que la próxima semana España someterá a un examen en la ONU y en el que se establecen los mecanismos para involucrar a todas las administraciones y la sociedad en el proceso de cumplir los Objetivo de Desarrollo Sostenible.

Se trata de un "plan de acción urgente para poner en marcha los cambios necesarios para lograr cumplir los 17 objetivos marcados por la ONU", han explicado fuentes del Ministerio de Exteriores responsables de la elaboración del plan.

Las fuentes diplomáticas ha explicado que el Gobierno de Mariano Rajoy había realizado un "gran esfuerzo" y puesto en marcha la elaboración de un plan por el que ha apostado el Gobierno de Sánchez, aunque se ha retocado y se le ha dado un "plus de apoyo político".

Así, en las últimas semanas ha sido necesario definir un nuevo "cuadro institucional" que incluye los dos altos comisionados creados: uno para el desarrollo de la propia Agenda 2030, que lidera Cristina Gallach, y otro para combatir la pobreza infantil, con Maria Luisa Carcedo al frente.

Además, se han reforzado las partes dedicadas a la lucha contra la desigualdad y la pobreza, el compromiso contra el cambio climático y se le ha dotado de una "fuerte impronta" social, económica y medioambiental.

Otra medida adoptada tras el cambio de Gobierno ha sido la decisión de incorporar a las Comunidades Autónomas, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) y la sociedad civil en la presentación de España.

Así, la comitiva española que la próxima semana asistirá a la reunión de Nueva York estará integrada por 60 personas, aunque en la mesa de ponentes de la presentación española sólo estarán siete:

Los ministros de Asuntos Exteriores y Transición Ecológica, la Alta Comisionada, dos representantes de Comunidades Autónomas -País Vasco y Valencia-, la presidenta de la comisión mixta de Cooperación al Desarrollo, la diputada Elena Bastida, la FEMP, la CRUE y Futuro en Común, una organización que integra la organizaciones, movimientos, redes y plataformas de la sociedad civil.

Los ministros y la alta comisionada tendrán 15 minutos para exponer el Plan de Acción español y presentar los indicadores de partida que servirán para cotejar los avances que se vayan realizando.

En concreto, España presentará 134 indicadores con los que ya cuenta para medir el nivel de bienestar, educación, sanidad o protección medioambiental, entre otros.

El examen permitirá "contrastar las fortalezas de España" con otros países y escuchar críticas, comentarios y buenas prácticas de otros países que participan en el esfuerzo.

Pero además de para demostrar la buena disposición española a hacer realidad los objetivos de la Agenda 2030, las jornadas en la ONU servirán para participar de numerosos foros paralelos y mantener encuentros bilaterales con otros dirigentes.

Así, las alcaldesas de Madrid y Barcelona, participarán en un foro de grandes ciudades del mundo, mientras que el ministro de Exteriores mantendrá reuniones con el secretario general de la ONU y con el ministro de Asuntos Exteriores de Andorra, entre otros.