EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, considera que "sería conveniente" que el rey emérito diera explicaciones sobre "informaciones perturbadoras que socavan la confianza del pueblo español en las instituciones" y que son "contraproducentes" para las cosas que hizo bien en su reinado.

La Fiscalía del Tribunal Supremo tiene previsto archivar las tres investigaciones abiertas sobre los fondos de Juan Carlos I en el extranjero desde hace más de un año al no observar indicios de delito.

En una entrevista en La Sexta, el presidente ha dicho que desconoce si el rey emérito, afincado en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) desde agosto de 2020, quiere volver a España, pero cree que debería dar explicaciones a los españoles sobre estos asuntos.

"A mi juicio sí, sería conveniente que el rey Juan Carlos dijese cuál es su opinión sobre todos estos hechos (...) son informaciones perturbadoras que socavan la confianza del pueblo español en las instituciones, es muy contraproducente incluso para aquellas cosas buenas que hizo él durante su reinado", ha comentado.

El presidente ha señalado que al estar en un Estado de derecho no tiene nada que decir sobre el posible archivo de los casos por parte de los fiscales, debido a la inviolabilidad que le protegía durante el periodo que reinó, lo que le eximiría de responsabilidad en las comisiones que pudo cobrar de Arabia Saudí por las obras del tren de alta velocidad a La Meca.

Además, ha recalcado que no se está haciendo "ningún ejercicio de favoritismo al rey Juan Carlos", ya que "todos los españoles son tratados ante la Agencia tributaria, la Fiscalía y eventualmente ante el poder judicial, si eso ocurriera, de la misma manera".

Sobre los insultos y abucheos recibidos el 12 de octubre durante los actos de la Fiesta Nacional, ha dicho que respeta la libertad de expresión aunque estos hechos "nunca son agradables".

"Los símbolos nacionales, la fiesta nacional, no son símbolos de una parte de España, son símbolos de todos", ha añadido Sánchez, que considera un error por parte del líder del PP, Pablo Casado, que avale los insultos a la Presidencia del Gobierno recordándolos en la sesión de control del Congreso.

Por otro lado, sobre la investigación de la llegada a España del líder polisario Brahim Gali el pasado mes de abril para ser tratado de coronavirus, no ha querido desvelar si dio él el visto bueno al ser un asunto bajo investigación judicial.

"Hicimos lo que hicimos y lo hicimos bien", ha declarado Sánchez, que asegura que el Gobierno cumplió "a rajatabla con la legalidad democrática" al acoger a una persona por una cuestión "humanitaria".