EFEBarcelona

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este domingo que el "sátrapa" Vladimir Putin "no va a salirse con la suya" tras invadir Ucrania, y ha garantizado que las sanciones contra Rusia se mantendrán hasta que este país abandone "toda Ucrania".

Sánchez ha iniciado su discurso en la cena de bienvenida de Mobile World Congress que se celebra en Barcelona y a la que han asistido el rey y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, con una dura intervención contra Putin.

El jefe del Ejecutivo ha defendido las sanciones con las que está respondiendo la Unión Europea (UE) ante la "barbarie" de la invasión y el "expansionismo" que representa el presidente ruso.

"La Unión Europea y sus aliados debemos responder como lo estamos haciendo, con unidad y determinación ante la amenaza que para la seguridad de Europa representa Putin, y lo haremos con las herramientas que tenemos a nuestro alcance, de grandes democracias, como son las sanciones económicas, la solidaridad con el pueblo ucraniano y la ayuda humanitaria a Ucrania", ha añadido.

Sánchez ha dicho que están amenazados los principios, los valores y la seguridad de la UE, la democracia, la convivencia, la integridad territorial y la soberanía nacional.

"Y más aún, se ve amenazada la idea de qué mundo debe regirse por la ley y no precisamente por la venganza de un sátrapa", ha recalcado en referencia a Putin y antes de recordar que esa amenaza viene de la mano de un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Además, ha advertido: "estas sanciones durarán hasta que Putin no regrese a las fronteras de la Federación Rusa y abandone por consiguiente Ucrania, toda Ucrania".

Las sanciones contra Rusia ha asegurado que tendrán un "impacto masivo" contra Putin y los oligarcas que le apoyan, pero también ha reconocido que tendrán consecuencias en Europa.

No obstante, ha invitado a pensar "en el coste que supondría no hacerlo".

"A mi juicio, sería aún mayor, que el coste que va a suponer en las espaldas de las economías europeas", ha recalcado.

Para Sánchez, Putin ataca el "faro de democracia" que representa Europa, pero la UE "va a salir reforzada de este embate y los sátrapas como Putin no se van a salir con la suya".

El presidente del Gobierno ha aprovechado para pedir una reflexión sobre la autonomía energética de Europa para que diversifique sus fuentes de energía y apueste por las renovables.

En ese contexto ha dicho que hay que poner todas las capacidades gasísticas al servicio de la UE, momento en el que ha recordado que España concentra un tercio de las capacidades de regasificación europeas y está dispuesta a contribuir a ello.

Al mismo tiempo ha vuelto a reclamar una reforma del mercado energético para mitigar que el precio del gas impacte de forma excesiva en el precio de la electricidad.