EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha zanjado sin salirse del guión el necesario retoque de su Gabinete ante la marcha de Salvador Illa: la actual ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, asumirá Sanidad, y ella será relevada a su vez por el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que entra en el Ejecutivo.

El presidente del Gobierno ha informado de estos cambios este martes en una declaración en el Palacio de la Moncloa tras comunicar al rey la primera modificación de su Ejecutivo de coalición.

Aunque no se ha concretado hasta las puertas del inicio de la campaña electoral catalana, el cambio estaba pendiente desde que el pasado 30 de diciembre se conoció que el ministro de Sanidad sería el cabeza de lista del PSC en lugar de Miquel Iceta.

No ha sido hasta hoy cuando Sánchez ha confirmado que el "reajuste" de su Ejecutivo sería "mínimo" en una comparecencia en la que ha reivindicado que "cada día que pasa el Gobierno avanza" y se ha comprometido a que su Gabinete siga trabajando con "humildad y dedicación".

Tal y como se pronosticaba, la ministra canaria Carolina Darias será la encargada de pilotar el Ministerio de Sanidad en un momento espinoso, pues la incidencia de la tercera ola del coronavirus sigue subiendo, como lo hacen también el número de fallecidos -591 en las últimas 24 horas- y la ocupación hospitalaria.

Pero Darias, según ha recordado el propio presidente en su comparecencia, ha colaborado estrechamente con Illa en la gestión de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus y en la cogobernanza con las comunidades autónomas y ha participado en las reuniones del Consejo Interterritorial de Salud.

"Ha compartido con Illa (...) el día a día de la gestión de la pandemia en primera línea", ha destacado el jefe del Ejecutivo.

Carolina Darias llega a Sanidad con uno de los mayores desafíos a los que se ha enfrentado un titular de este departamento, culminar con éxito la campaña de vacunación contra el coronavirus, que, aunque gana velocidad, está encontrando en el camino no pocos contratiempos.

Al frente de Política Territorial y Función Pública la sucederá el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que renunció a encabezar la lista de su formación y ahora entra en el Gobierno precisamente con la cartera con competencias en la crisis catalana.

De él ha alabado el presidente la capacidad para alcanzar "consensos" y lo ha definido como "un hombre de acuerdo y también de concordia", una cualidad especialmente importante para un Estado "enormemente descentralizado", donde la cogobernanza "ha llegado para quedarse", porque ahora tanto la sanidad como la educación o las políticas de dependencia están en manos de las comunidades autónomas.

Sánchez, que ya ayer agradeció a su ministro su compromiso durante una visita a la Agencia del Medicamento, ha dicho este martes que es un ministro extraordinario y una persona honesta que ha evitado la confrontación política.

“Si tuviera que destacar una cualidad de su paso por el ministerio, sería una sencilla palabra que dice mucho sobre sí mismo y su mirada a los demás: respeto”, ha elogiado el presidente.

A la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña decida antes del 8 de febrero si se mantienen las elecciones catalanas el 14 del próximo mes, la campaña comenzará este viernes, 29 de enero, por lo que era obligado su relevo esta semana.

Pero su marcha no ha estado exenta de polémica, porque todos los partidos, incluidos sus socios de Unidas Podemos, han reprochado que se dedicase a Cataluña sin antes dar cuenta al Congreso del estado actual de la pandemia.

Darias e Iceta prometerán sus cargos mañana, miércoles, en el Palacio de la Zarzuela ante Felipe VI, después de que su nombramiento se publique en el Boletín Oficial del Estado.