EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido este viernes de que el futuro del proyecto europeo está "en juego" por la crisis del coronavirus y ha subrayado que hay que elegir entre una Unión Europea "coordinada y solidaria o el individualismo".

"Afrontamos la peor crisis de nuestra generación", ha escrito Sánchez en un hilo en las redes sociales, en el que reafirma su profundo europeísmo y reclama una respuesta común a esta emergencia.

Recalca que la COVID-19 afecta a todos y "no entiende de fronteras, género o clase" e insiste en que la UE debe aprender las lecciones del pasado y no volver a fallar a la ciudadanía.

En su opinión, la respuesta europea debe ser solidaria y enfocada a los más vulnerables, "como algunas instituciones de la UE ya lo están haciendo", dice.

Recuerda que esta semana nueve líderes europeos, entre los que se incluye él, han propuesto un instrumento de deuda común que facilite la recuperación "rápida, sostenible e inclusiva" y garantice estabilidad en la financiación de las medidas para afrontar la COVID-19.

Tras incidir que el Gobierno trabaja para avanzar en esta solución, explica que el Consejo Europeo otorgó este jueves un mandato "claro" al Eurogrupo.

En dos semanas, señala, debe presentar propuestas concretas de financiación adaptadas a la gravedad e intensidad de la crisis, utilizando todos los instrumentos de financiación europeos.

Según Sánchez, la UE debe impulsar un plan de reconstrucción que refuerce los mecanismos del estado europeo de bienestar y desarrolle "mecanismos de resiliencia" a través de la políticas de cohesión y agrícolas y mejorando también la efectividad de las políticas industriales.