EFEMálaga

El presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha llamado a los suyos a no relajarse ante el ambiente ganador de las encuestas y a votar masivamente el 28 de abril, para "dar una gran lección a estos del bloque de la involución", ha dicho en alusión al PP, Cs y Vox.

"Todos a votar el 28 de abril. No puede quedarse nadie en casa. El 28 de abril hay que dar una gran lección a estos del bloque de la involución", ha reclamado en un mitin en Málaga junto a la secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, que se ha mostrado convencida de que Cs finalmente no tendrá más remedio que apoyar un Gobierno de Sánchez.

"Y los de ahora del cordón sanitario y del no, pero no, pero no sé qué, esos son los primeros que van a tener que apoyarte porque no van a tener más remedio, porque España merece un Gobierno, estabilidad, presente y futuro, y patriota es el que quiere lo bueno para este país", ha proclamado la andaluza.

Al acto, el primero que comparten Sánchez y Díaz tras el pulso por la composición de las listas, han asistido unas mil personas y varios cientos se han quedado fuera por falta de aforo.

En un ambiente de euforia y aclamado por un auditorio a rebosar al grito de "¡presidente, presidente!" y "¡Pedro, Pedro!", el candidato socialista ha incidido en sus principales mensajes de precampaña: la llamada a la movilización y la advertencia de que el 28 de abril hay que elegir entre el futuro y la involución.

En esa línea ha insistido en que la "frontera entre el futuro y la involución es el voto" y que la "participación es futuro y la abstención es involución".

Convencido de que hay que "trascender" al electorado puramente "socialista" y "progresista" para que, además de ganar, el PSOE pueda gobernar, ha defendido que su proyecto es el único que garantiza la justicia social y mira al futuro y que el suyo es el único partido "nuevo" y "joven" que sabe interpretar las demandas de los españoles de su generación.

Tras criticar el "cordón sanitario" que le ha puesto el líder de Cs, Albert Rivera, y la forma "excluyente" de leer la Constitución del presidente del PP, Pablo Casado, ha reivindicado que el PSOE está "demostrando que otra España es posible y eso le molesta a la derecha".

"Necesitamos una mayoría el 28 de abril para no necesitar a grupos instalados en el sectarismo", ha dicho también, tras explicar que lo que ha pasado en Andalucía le ha causado "temor" y que la España que él defiende "tiene muchas más plazas que la de Colón".

A dos días para el acto en Madrid en el que presentará su programa electoral Sánchez ha renovado algunos compromisos, como el de la derogación de la reforma laboral, la supresión del pago farmacéutico a los pensionistas con menos recursos, la extensión de la educación infantil de 0 a 3 años, mejorar la enseñanza universitaria, hacer la España del conocimiento y aprobar una nueva ley educativa que acabe con la LOMCE.

También, movilizar desde el año 2021 al 2030 unos 200.000 millones de euros de recursos públicos y privados para un cambio de paradigma económico y energético que supondrá la creación de entre 250.000 y 300.000 nuevos empleos, por ejemplo en muchos lugares amenazados por la despoblación, y de un aumento del 1,8 % del PIB.

Con la "espinita" de lo que pasó en las autonómicas del 2 de diciembre, Díaz ha coincidido con Sánchez en que "ganar no basta" y ha prometido que por eso los socialistas andaluces van a "pelear con Pedro" con todas sus fuerzas, "porque queremos un presidente que coja la bandera de España para acunar y para envolver a quien más lo necesita", ha subrayado.

También ha advertido de que, después del triunfo socialista en las generales y en las municipales del 26 de mayo, ella seguirá liderando el PSOE de Andalucía: "Yo estaré más cerca de ser la presidenta que la derecha no me ha dejado ser después de ganar las elecciones".