EFESanta Cruz de La Palma

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido "hoy más que nunca" el diálogo en Cataluña, pese a las consecuencias que pueda tener el arresto del expresidente catalán Carles Puigdemont, de quien ha dicho que "lo que tiene que hacer es comparecer y someterse ante la justicia".

"Hoy más que nunca es importante reivindicar el diálogo, porque el diálogo es la única vía para poder reencontrarse", ha asegurado Sánchez en una comparecencia de prensa en la isla de La Palma donde se ha referido a la detención de Puigdemont en la noche del jueves, cuando llegó a Cerdeña (Italia).

Dos semanas después de su reunión con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y de la mesa entre ambos Gobiernos, Sánchez ha reafirmado que la negociación es la vía para resolver el conflicto político.

En su opinión, "el diálogo es hoy, si cabe, más necesario". "Lo fue hace diez años, lo fue en 2017, lo es hoy y lo será en el futuro", ha abundado.

El llamamiento de Sánchez a mantener la interlocución con la Generalitat ha tenido lugar después de la concentración de protesta celebrada en Barcelona en el que han participado varios cargos independentistas, entre ellos, el vicepresident del Govern, Jordi Puigneró.

Puigneró ha asegurado que el tiempo "está dando la razón" a quienes, como JxCat, advertían de que la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat no iba a servir para "detener la represión", ni solucionar el conflicto catalán.

Sánchez ha subrayado que sentarse a hablar es la única vía para el reencuentro entre catalanes y con el conjunto de los ciudadanos españoles.

"El mensaje que quiero trasladar es de compromiso y reivindicación, hoy si cabe más aún, del diálogo entre las distintas administraciones para que los catalanes puedan superar el trauma que represento 2017", ha enfatizado Sánchez.

Aunque en su comparecencia junto al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, para anunciar medidas de ayuda a los afectados por la erupción volcánica no ha admitido preguntas, el jefe del Ejecutivo se ha pronunciado sobre la situación de Puigdemont tras su arresto en Cerdeña.

Sánchez ha expresado su respeto a todos los procedimientos judiciales que se abran sobre Puigdemont tanto en España como en Europa.

"Y sin duda alguna, respeto y acatamiento a las resoluciones judiciales se puedan tomar en este sentido en Italia", ha añadido ante las medidas que pueda adoptar el Tribunal de Apelación de Sassari una vez que tome declaración al expresidente de la Generalitat esta tarde.

Para Sánchez, "lo que es evidente es que Puigdemont lo que tiene que hacer es comparecer y someterse ante la justicia".

Ha recordado que el dirigente independentista, ahora eurodiputado, huyó de España en octubre de 2017 cuando gobernaba Mariano Rajoy y que desde que él está en el Palacio de la Moncloa "siempre ha mantenido la misma posición".

El pronunciamiento de Sánchez sucede al que hizo esta madrugada la Moncloa en el que se recalca que el expresident de la Generalitat "debe someterse a la acción de la Justicia exactamente igual que cualquier otro ciudadano".

El arresto responde a la orden internacional de detención dictada por el Tribunal Supremo, quien procesó a Puidgemont por los delitos de rebelión y malversación, entre otros, por su papel en la organización del referéndum ilegal en Cataluña el 1 de octubre de 2017.

El dirigente independentista fue detenido a su llegada en avión a la ciudad sarda de L'Alguer, donde iba a participar en un encuentro junto con la consellera de Acción Exterior de la Generalitat, Victoria Alsina.