EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, considera "evidente" que su Ejecutivo es "molesto" e "incómodo" para "determinados intereses económicos que tienen sus terminales políticas y mediáticas", pero ha garantizado que seguirá su hoja de ruta: "no nos van a quebrar".

Sánchez ha hecho esta consideración en su comparecencia en el Palacio de la Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros que ha aprobado el decreto con las medidas para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania.

El jefe del Ejecutivo ha defendido la prórroga de las medidas anticrisis que ya estaban en marcha y la aprobación de otras nuevas que ha recalcado que sirven para ayudar a las familias más vulnerables y a las clase medias.

Esa es la línea en la que ha asegurado que va a seguir actuando el Gobierno, "que -ha recalcado- sabe muy bien para quién gobierna",

"Es cierto que a este Gobierno se le golpea mucho por parte de determinados poderes, pero deben ser conscientes de que este es un Gobierno autónomo que sirve a quien sirve, a la clase media trabajadora de este país y que, con palabras y hechos, va a hacer un reparto justo de las cargas", ha añadido.

Sánchez ha subrayado que ya sabe que eso molesta a determinados poderes económicos pero que va a seguir la misma hoja de ruta.

Al pedirle detalles de ese análisis es cuando ha considerado "evidente" que preside "un Gobierno molesto para determinados intereses económicos que tienen sus terminales mediáticas y políticas".

"Eso es algo a pie de calle", ha afirmado antes de insistir: "cualquier persona que lo analice con un mínimo de objetividad lo podrá ver. Este no es un Gobierno cómodo, es muy incómodo para determinados poderes económicos".

A su juicio, esa es una realidad que está sufriendo desde que presentó la moción de censura contra el presidente Mariano Rajoy y que se puso de manifiesto también al formar el primer Ejecutivo de coalición progresista en España.

"Pero no nos van a quebrar y vamos a seguir defendiendo los intereses de la clase media trabajadora de este país", ha insistido.

Sánchez ha expresado su pleno respaldo a todos los miembros de su Gabinete, tanto del PSOE como de Unidas Podemos, porque cree que todos los ellos están haciendo un trabajo "encomiable, extraordinario, de diálogo, negociación y acuerdo".

Una labor "más que razonable" con sus aciertos y errores, según ha reiterado.

Al plantearle si piensa hacer algún cambio en el Gobierno tras el resultado de las elecciones andaluzas, ha señalado que si lo fuera a hacer no lo diría, y si dice que no, no le creerán.

"Les puedo decir que me siento absolutamente cómodo y respaldo a mi Consejo de Ministros y a la Ejecutiva Federal del PSOE", ha señalado.