EFEEl Cairo

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, se comprometieron este miércoles a reforzar la alianza entre sus respectivos países para trabajar en favor de la estabilidad en el Mediterráneo.

Sánchez y Al Sisi protagonizaron una declaración institucional, sin preguntas de los periodistas, tras la reunión que ambos mantuvieron con motivo de la visita oficial a El Cairo del jefe del Gobierno.

Ambos resaltaron la buena cooperación existente entre sus países no sólo en el ámbito bilateral, sino también en la esfera internacional y, en concreto, en el Mediterráneo.

Así, Sánchez subrayó que España ve a Egipto como "motor fundamental de las relaciones con el Mediterráneo y con el mundo árabe".

"Queremos contribuir a unas relaciones euromediterráneas mucho más dinámicas, con una agenda positiva, que fomente y contribuya a la estabilidad y a la prosperidad compartida a ambos lados del mar que nos une", recalcó.

A su juicio, España y Egipto tienen la capacidad y la voluntad política para revitalizar esas relaciones.

Por su parte, Al Sisi expresó su deseo de seguir aumentando la relación con España para que sea "un socio principal" de su país, algo que dijo que pasa por constituir una comisión mixta de diálogo político que respaldó el presidente del Gobierno.

El presidente egipcio hizo hincapié en la importancia de encontrar soluciones que permitan la estabilidad en el Mediterráneo y ayuden a lograr las aspiraciones de sus pueblos.

Sánchez reiteró el deseo de las empresas españolas de aumentar sus inversiones en Egipto ante las numerosas oportunidades que cree que ofrece, tal y como recalcó en un foro empresarial previo al que asistió junto con el primer ministro egipcio, Mustafa Madbuli.

En ese contexto, se refirió a la renovación del protocolo financiero para promover la inversión en Egipto, que se va a firmar durante su visita y que llegará a los 400 millones de euros, 100 más que en el anterior.

También destacó el impulso del Consejo Empresarial hispano-egipcio.

El jefe del Gobierno aprovechó para exponer ante el presidente egipcio el proceso de recuperación económica en el que está inmerso España, que dijo que cuenta con buenos datos de empleo y descenso del paro así como con buenas perspectivas de crecimiento.

"Tenemos una gran oportunidad histórica de transformar y modernizar nuestro país", añadió.

El presidente egipcio consideró también que hay mucho potencial para el intercambio comercial y para la presencia de empresas españolas en los "proyectos gigantescos" de su país en sectores como la agricultura, el transporte o las energías renovables.

De la misma forma, expresó su deseo de aumentar la presencia de turistas españoles.

Al Sisi agradeció la donación de 4,5 millones de vacunas contra el coronavirus por parte de España e informó de que ambos abordaron la evolución de la pandemia y del proceso de vacunación.

La lucha contra el cambio climático fue otro asunto tratado en el encuentro, pero no hicieron referencia alguna a que en su conversación hubieran hablado del respeto a los derechos humanos.

Al respecto, fuentes españolas señalaron que la postura del Gobierno español es clara.

Reconoce que ha habido avances en Egipto, le anima a seguir en ese camino y recalca que nunca tendrá un doble lenguaje en esta cuestión.