EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se reunirán "cuantos antes" para atajar el avance del coronavirus en Madrid ante los "momentos críticos" que vive la región que ha vuelto a concentrar el 35 % de los 4.541 nuevos contagios registrados en España en las últimas 24 horas.

Sánchez ha pedido esta reunión a Ayuso al considerar "capital reforzar los mecanismos de cogobernanza para complementar los esfuerzos y medios" que despliega el gobierno autonómico, y después de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, urgiera a hacer "lo que haga falta" para controlar la situación en Madrid, aunque descartaba el estado de alarma.

Según los datos facilitados este jueves por Sanidad, ha habido 11.291 nuevos contagios por coronavirus, 4.541 en las últimas 24 horas, con lo que la cifra total de infecciones se eleva a 625.651 y la de fallecidos a 30.405, con 262 muertos más que ayer.

Al igual que en días pasados, la Comunidad de Madrid, que ha informado de 3.841 nuevos positivos, acumula el 35% de los contagios de las últimas 24 horas (1.613), seguida del País Vasco, con 551 casos, y Andalucía, con 521.

Ante esta situación, Madrid ha anunciado restricciones para contener el avance del coronavirus, que aunque Illa esperaba que se dieran a conocer este jueves, se harán públicos mañana, viernes, según el consejero de Sanidad de la región, Enrique Ruiz Escudero.

Ruiz Escudero, que ha mandado un "mensaje de calma" a los madrileños, se ha limitado a señalar que se aplicarán restricciones a la movilidad y se reducirá la actividad en las zonas con una mayor transmisión del virus.

Medidas que el Ayuntamiento de Madrid espera que sean contundentes porque considera que hay que "atajar ya esta situación" de pandemia.

En rueda de prensa este jueves, la Secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha cifrado en 851 los brotes detectados en los últimos 7 días, que afectan a 5.150 personas, y ha dicho que el 80% de ellos son de pequeña magnitud, con menos de 10 afectados, así como que en un 32% de los casos están relacionados con el ámbito social.

Los nuevos brotes mantienen ingresados a 10.003 enfermos de covid (193 más que ayer), de los que 1.331 están en UCIs (50 más), lo que sube la ocupación una décima, hasta el 8,6% de las camas hospitalarias, y en las últimas 24 horas se produjeron 1.317 ingresos y 1.036 altas.

Los ingresos han generado una presión asistencial desigual en las comunidades. Madrid, que está a la cabeza, baja del 22 % al 21 %; Castilla-La Mancha se mantiene en el 13%; al igual que Aragón y País Vasco, que lo hacen en el 12%.

En la Rioja, donde la presión hospitalaria es del 11%, se ha decidido incrementar en 22 las camas disponibles en las UCIs para adaptar el sistema sanitario a la "nueva presión asistencial, que está siendo importante".

Para tratar de frenar los contagios, el Gobierno de Aragón ha decidido mantener el confinamiento perimetral del municipio turolense de Andorra por el ascenso sostenido de los casos positivos como también hizo con Ejea de los Caballeros (Zaragoza) este martes.

También la Junta de Castilla y León ha confinado por segunda vez a los municipios vallisoletanos de Íscar -6.300 habitantes- y Pedrajas de San Esteban -3.300-, debido al elevado número de contagios por covid y a la existencia de transmisión comunitaria en ambas localidades

Además, en Castilla y León se encuentran confinados los municipios de Sotillo de la Ribera (Burgos), de unos 500 vecinos, y Pesquera de Duero (Valladolid), de unos 450.