EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, han mostrado su total sintonía como "amigos" y aliados ante los desafíos derivados de la guerra de Ucrania tras una reunión donde han ratificado su compromiso con la defensa de la democracia.

Sánchez ha recibido en el Palacio de la Moncloa a Trudeau al término de la cumbre de la OTAN, celebrada los dos últimos días en Madrid, una cita cuya trascendencia han subrayado en unas declaraciones a la prensa sin preguntas en la primera visita oficial a España del primer ministro, aunque ambos ya se conocen de ocho citas anteriores como jefes de Gobierno.

"Somos países aliados, socios estratégicos, amigos, nos unen vínculos de todo tipo: históricos, institucionales, comerciales, de inversión, también personales. También nos une una visión compartida sobre el mundo", ha dicho Sánchez.

La defensa de la democracia, la preocupación por el cambio climático, la injusticia social y los derechos de los trabajadores son algunos de los temas que comparten ambos mandatarios, así como las políticas feministas impulsadas más allá de sus fronteras, un asunto en el que han hecho especial hincapié.

"España y Canadá somos de los orgullosos pocos países que tenemos una política exterior feminista que ya está dando sus frutos. Nos proponemos seguir impulsándola a través de iniciativas conjuntas en el grupo de política exterior feminista plus", ha comentado Sánchez.

Más allá de seguir cooperando en materia de seguridad y defensa, tras el refuerzo de los contingentes desplegados por ambos países en Letonia, Sánchez ha hecho un llamamiento a las empresas canadienses para que inviertan en España aprovechando los fondos europeos de recuperación económica, al ser "una gran oportunidad".

Sánchez ha dado las gracias a Trudeau por su "amistad" y "liderazgo", convencido de que ambos países van a "avanzar en relaciones bilaterales".

"Cuente con España, somos un aliado sólido, un amigo, y estamos dispuestos a trabajar en pro de un mundo más moderno, pacífico e inclusivo", le ha dicho.

La buena sintonía entre ambos ha sido evidente también en la intervención de Trudeau, el primer ministro canadiense que visita oficialmente España en los últimos 20 años.

"Ha sido divertido trabajar contigo, amigo mío", ha dicho en alusión a Sánchez, a quien ha agradecido junto con el "pueblo español" la celebración de la "exitosa cumbre" de la OTAN.

En su opinión, Canadá y España "son voces fuertes respecto a la defensa de la democracia" y cree que "es bueno para todos" asegurar que haya "voces progresistas que defienden la democracia y la lucha contra los totalitarismos, la violencia y las violaciones de derechos humanos".

En esta línea, ha abogado por poner en marcha políticas progresistas que permitan a los trabajadores de ambos países tener mejores salarios y mejores empleos y por lograr un mundo "más justo y equitativo".

Trudeau ha valorado las políticas feministas de ambos países, su colaboración en Letonia en materia de defensa y también los efectos positivos que ha tenido el acuerdo económico suscrito entre Canadá y la UE.

Sin embargo, ha señalado que la situación de carestía de los combustibles y de los alimentos derivada de la guerra de Ucrania afecta a todos los países, especialmente a los más pobres, y por ello ha apostado por que Canadá y España sigan apoyando a las naciones menos desarrolladas.

Todos estos asuntos han sido plasmados en la declaración suscrita entre España y Canadá con motivo del encuentro bilateral entre los dos mandatarios, en la que expresan su determinación de "proteger la democracia", así como su "compromiso con la OTAN", tras condenar "la injustificable agresión de Rusia contra Ucrania".

En la declaración, aseguran que la emergencia climática es "el desafío más importante de nuestra era", recalcan la necesidad de proteger el "bienestar" de la población "ante la amenaza de inestabilidad económica e inflación" y señalan "la creciente importancia que está adquiriendo en Canadá la lengua española", entre otras cuestiones.

Además de a Trudeau, durante la celebración de la cumbre de la OTAN Sánchez ha recibido en Moncloa al presidente de Estados Unidos, Joe Biden; a la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern; al primer ministro de Australia, Anthony Albanese; y a la primera ministra de Islandia, Katrín Jakobsdóttir.