El portavoz de Economía de Ciudadanos en el Congreso, Toni Roldán, ha asegurado que abandona el partido porque no comparte la nueva estrategia política emprendida por el presidente de la formación, Albert Rivera, que tendrá "costes demasiado altos", en relación a sus apoyos indirectos a Vox.

En rueda de prensa en el Congreso, Roldán ha anunciado que abandona todos sus cargos en el partido y dejará el escaño esta semana porque, tras muchos intentos de ser leal a Ciudadanos "no ha tenido éxito" y "uno no puede tratar de ser lo que no es durante mucho tiempo".

"No me voy porque yo haya cambiado sino porque Cs ha cambiado, este no es el contrato que yo firmé. La política no es un supermercado, no se venden productos que se puedan alterar de la noche a la mañana se vende ideas, se vende un proyecto para España y sigo creyendo en el mismo proyecto para España en el que creía hace cuatro años", ha sido tajante.

Roldán ha lamentado los apoyos de Ciudadanos al PP e indirectamente a Vox en algunas materias así como para gobernar en Comunidades Autónomas y ha afirmado que "España tiene una oportunidad histórica para construir un Gobierno estable y sería un grave error desperdiciar esta oportunidad".

"Todas las estrategias políticas tienen costes pero en mi opinión los costes para España de la estrategia elegida por Ciudadanos son demasiado altos", ha incidido tras incidir en que los que "creemos en la democracia liberal tenemos la obligación de entendernos".

La marcha Roldán se produce después de que Rivera haya establecido un veto a pactar con el PSOE y haya preferido como socio de pactos al PP, y aunque Roldán no ha aludido directamente a este cordón sanitario se ha preguntado "¿cómo vamos a superar la dinámica de la confrontación entre rojos y azules que venimos a combatir, si nos convertimos en azules?".

"¿Cómo vamos a construir un proyecto liberal en España si no somos capaces de confrontarnos a la extrema derecha que está en las antípodas en todo lo que pensamos. Las nuevas metas en libertades individuales no las vamos a alcanzar de la manos de Vox, las reformas eco que necesita España tampoco van a venir de la mano de Iglesias", ha recalcado.

El diputado de Ciudadanos, visiblemente emocionado ha afirmado que "son momentos difíciles que requieren de generosidad y altura de miras; cuántos países en Europa querrían una mayoría fuerte en el centro, sensata y europeísta".

Ha indicado que se va "profundamente" dolorido por abandonar un partido que nació en Barcelona, con un gran equipo de intelectuales, para regenerar la política, acabar con el bipartidismo y frenar el proceso soberanista.

Pese a que ha sido muy duro con la nueva estrategia política de Rivera, le ha elogiado por lograr junto al presidente francés, Emmanuel Macron, crear un partido que ha demostrado ser valiente en momentos adversos.

"Ciudadanos ha transformado la política en Cataluña cuando el nacionalismo trataba de arrebatarlo", ha señalado al tiempo que ha recordado que Ciudadanos arrimó el hombre a izquierda y derecha en 2015 y 2016 a cambio de reformas y regeneración.

Para Roldán la política no va de "reconquistas ni de asaltar los cielos" sino de lograr pequeños acuerdos con quien piensa distinto.

"No voy a participar más de la polarización política, porque vine a hacer lo contrario...nunca el progreso vino de los extremos, tampoco construyendo trincheras entre los que compartimos ideas básicas de progreso y libertad", ha insistido.

El diputado naranja ha reconocido la tarea realizada junto con el coordinador económico del partido y ahora líder de Cs en Europa, Luis Garicano, "desde la libertad, el máximo rigor analítico y la honestidad intelectual".

Ha puntualizado que es el momento de políticas de progreso, de combatir dogmatismos ideológicos y de construir una fuerza política libre para regenerar las instituciones.