EFEBarcelona

El presidente catalán, Quim Torra, ha exigido abrir una investigación interna en los Mossos d'Esquadra para "depurar responsabilidades" si ha habido mala praxis durante los disturbios de la semana pasada, mientras el conseller Miquel Buch ha pedido confianza en el cuerpo, que ha estado "a la altura".

En rueda de prensa tras la reunión del Govern, Torra ha emplazado a Buch a abrir "de inmediato" una investigación interna y a impulsar los "expedientes" que sean precisos a los agentes que no hayan respetado los protocolos de proporcionalidad, congruencia y oportunidad durante los disturbios por las protestas a la condena a la cúpula del procés.

La intervención de los Mossos d'Esquadra en los disturbios iniciados la semana pasada ha originado críticas desde el propio Govern y desde sectores del independentismo, ante las que el conseller Miquel Buch ha cerrado filas desde el primer momento con el cuerpo autonómico, aunque ha dejado claro que se revisará su actuación y se depurarán responsabilidades si se detecta mala praxis.

Además de depurar responsabilidades sobre actuaciones concretas en los Mossos d'Esquadra, Torra también ha propuesto que el Parlament cree lo antes posible una comisión de investigación sobre los disturbios en Cataluña, para estudiar con la "máxima transparencia" todos los hechos ocurridos durante las protestas.

Torra ha insistido que se debe esclarecer si ha habido agentes de los Mossos que se han propasado en su actuación, para así poder mantener la "confianza" de la ciudadanía en este cuerpo policial.

Pocos minutos antes de que Torra compareciera en el Palau de la Generalitat tras la reunión del Govern, el conseller Miquel Buch ha mostrado en otra rueda de prensa en el departamento de Interior su "plena confianza" y la del Govern con los Mossos, ha apelado a la ciudadanía a confiar en su policía, que cree que ha estado "a la altura", y ha anunciado que ya están recopilando imágenes de sus actuaciones en los disturbios para decidir si abren expedientes.

"Todo el país debe saber que los Mossos son unos trabajadores públicos que tienen sus reglamentos. Todo está reglado y es público. Les pido, por favor, confianza en el cuerpo de los Mossos d'Esquadra. La misma confianza que transmito yo a los Mossos, la pido (a la ciudadanía): si en algún caso alguna actuación no se ha ajustado a los protocolos, el cuerpo velará para corregirlo", ha prometido Buch.

El conseller ha admitido que en un colectivo integrado por unos 17.000 agentes "evidentemente hay errores". "Yo soy el primero en equivocarme", ha reconocido Buch, que ha asegurado que los Mossos, como "policía democrática", tienen protocolos internos para corregir actuaciones que no se ajusten a la buena praxis policial o a la legalidad, "en el caso de que hayan sucedido".

En este sentido, ha insistido que la consellería de Interior tiene un "interés absoluto" para "corregir" las eventuales intervenciones de los Mossos que no se hayan podido ajustar a los protocolos.

No obstante, ha precisado que, por el momento, no le consta que la División de Asuntos Internos (DAI) haya abierto algún expediente por casos de mala praxis durante los disturbios, después de que varios sectores del independentismo han denunciado que ha habido agentes que se han extralimitado con actuaciones desproporcionadas.

Según el conseller de Interior, Asuntos Internos se encuentra todavía en el trámite de recopilar imágenes de todas las intervenciones desde el pasado lunes, ya que algunas que se han difundido por las redes sociales solo reproducen el inicio o el final, lo que cree que podría llevar a una valoración errónea.

Buch ha remarcado que, para garantizar la "excelencia" en el cuerpo de los Mossos, se revisarán todas las intervenciones de estos días para decidir, no de manera precipitada, si se abre algún expediente para corregir actuaciones desproporcionadas.

El conseller ha evitado poner nota a la actuación de los Mossos pero ha destacado que han velado por la seguridad de todos los ciudadanos y ha enfatizado que durante los disturbios, como durante los últimos años, "han estado a la altura".