EFEBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha reiterado este miércoles que no hará caso de una sentencia firme del Tribunal Supremo que lo inhabilite, a menos que sea el Parlamento de Cataluña quien lo "desautorice" y, acatando esa sentencia, lo aparte de sus funciones.

"No se trata de si obedecemos o desobedecemos al Supremo, sino si obedecemos o desobedecemos al Parlamento de Cataluña, que es donde reside la soberanía del pueblo de Cataluña", ha recalcado Torra en declaraciones a Ràdio 4.

Torra estaría dispuesto a desobedecer al Supremo si el Parlament lo volviese a ratificar como diputado y president, pero, como en anteriores ocasiones, ha asegurado que, si la cámara catalana decide acatar una sentencia que lo inhabilite, él no pondrá "ningún obstáculo".

"Si el Parlamento de Cataluña llegase a este extremo de desautorizarme, estaríamos hablando de que seguramente estaríamos unos meses con un presidente en funciones y se convocarían elecciones", ha señalado.

"Siempre he dicho que haré aquello que el Parlamento de Cataluña decida en cada momento. Si el Parlamento de Cataluña me retira la confianza, yo dejo de ser el presidente de Cataluña", ha afirmado.

Ayer martes, la Mesa del Parlament desestimó las peticiones de Cs y PPC para que se retire oficialmente el acta de diputado a Torra.

Las peticiones fueron rechazadas con los votos de JxCat, ERC y el PSC, después de que la Junta Electoral Provincial de Barcelona decidiera retirar a Torra su credencial de diputado.