EFEVitoria/Salamanca

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que su presencia en la Conferencia de Presidentes no obedece a "prebendas o concesiones", sino que la transferencia a Euskadi de tres nuevos impuestos se ha hecho en "cumplimiento de la ley, ni más ni menos".

En su comparecencia ante los medios de comunicación tras la conferencia, ha considerado que hay un "desconocimiento interesado" del ordenamiento jurídico recogido en la Constitución y en el Estatuto de Gernika y también sobre la Ley del Concierto Económico, que concede a Euskadi autonomía fiscal y que es "de obligado cumplimiento".

Ha explicado que los gobiernos central y vasco llevaban desde abril trabajando en ese traspaso de impuestos (tasas Tobin y Google e IVA del comercio electrónico) y que la Comisión Mixta del Concierto Económica para sellarlo debía haberse celebrado en junio, aunque finalmente se cita tuvo lugar este jueves.

El Concierto Económico "no es privilegio en modo alguno", sino que supone "un riesgo unilateral" porque implica que Euskadi "no se financia del Estado español" tanto si la economía va bien como si va mal. Decir otra cosa, ha añadido, "no se ajusta a la realidad".

Ha recalcado además que "nunca" dijo que no asistiría a la Conferencia de Presidentes -"no ha salido de mi boca", ha recalcado- aunque sí estuvo "callado" y no anunció su presencia en Salamanca hasta que se convocó la Comisión Mixta que selló el citado traspaso de impuestos.

Al igual que ha expuesto durante la conferencia también ante los periodistas ha pedido "herramientas jurídicas" para adoptar restricciones contra la pandemia. Ha recordado en este sentido que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco tumbó el verano pasado la limitación de horarios en hostelería y en octubre se mostró contrario a los cierres perimetrales y a la limitar el número máximo de personas en una reunión.

Estos "precedentes" generan "indefensión" al gestionar la pandemia y han impedido a su Gobierno adoptar medidas como el toque de queda en esta última ola de la pandemia, por lo que solo ha podido apelar a la "autolimitación responsable" de los ciudadanos.

También se ha referido a la petición de modificar el reglamento de la conferencia de presidentes -un órgano al que da "valor"- para convertirla en "un foro deliberativo y no de búsqueda de acuerdos diálogo" y para que los temas abordados hayan sido tratados previamente en conferencias sectoriales, una reflexión que "ha sido entendida y compartida".

En cuanto a los fondos europeos de reconstrucción ha abogado por usarlos para transformar la economía y no tanto para recuperar el PIB en el menor plazo posible. Además ha anunciado que este lunes habrá una conferencia sectorial para hablar del reparto de este dinero, una decisión en la que ha reclamado que las comunidades autónomas puedan participar.