EFEBilbao

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido este lunes el plan vasco de vacunación contra la covid-19, que va "adelantado" a los plazos previstos por la Osakidetza, ha rechazado el confinamiento domiciliario total y se ha mostrado partidario del consenso entre el Gobierno del Estado y las comunidades autónomas sobre las medidas para frenar el coronavirus en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que se celebrará el próximo miércoles.

"Vamos adelantados en los plazos de vacunación previstos por Osakidetza (Servicio Vasco de Salud). Estamos en manos de casi un monopolio -por parte de Pfizer- y tenemos que ser precavidos en la búsqueda de la eficacia de la vacuna asegurando la administración de la segunda dosis ante posibles contingencias", ha señalado Urkullu en una entrevista en la Cadena SER.

Según el lehendakari, Euskadi está "permanentemente en busca del consenso buscando la mayor efectividad" contra la covid-19, que sigue provocando una situación "de extrema gravedad", no solo en Euskadi, sino también en todo su entorno, tanto en el Estado como en el resto de Europa, aunque el País Vasco "quizás, a 18 de enero, está mejor que otras comunidades autónomas, pero esto es una pandemia".

Ha recordado que la próxima reunión del Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi está prevista para el 27 de enero, y si es necesario se celebrará antes, en función de la evolución de la pandemia, porque "sufrimos los efectos del periodo navideño, con la mayor interacción social de manera desinhibida".

Urkullu ha indicado que en la próxima reunión del Consejo Interterritorial podría plantear adelantar el toque de queda a las 20 horas y la reducción de las reuniones de seis a cuatro personas, pero antes quiere analizar de forma conjunta con el Gobierno y el resto de comunidades autónomas cómo afectarían estas medidas a los territorios colindantes.

El lehendakari no cree que el Gobierno del Estado pretenda asumir el mando y centralizar la adopción de medidas en esta materia, porque a su juicio no deben tomarse "decisiones uniformes para el conjunto del Estado".