EFEMérida

El socialista Guillermo Fernández Vara inicia su tercera legislatura como presidente de la Junta de Extremadura tras haber sido investido este martes con el único apoyo de los 34 diputados de su grupo, mientras que los 20 del PP han votado en contra y los 7 de Ciudadanos y 4 de Unidas por Extremadura se han abstenido.

Con la votación nominal y pública de los 65 diputados regionales, la Asamblea ha cerrado las dos jornadas del debate de investidura, a la que únicamente se ha presentado la candidatura de Fernández Vara tras la amplia mayoría cosechada en las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo.

Vara, que tomará posesión del cargo el próximo jueves por la tarde, ha declarado que presentará su gobierno para esta décima legislatura el próximo lunes o martes, en el que incorporará algunas caras nuevas y acometerá "algún cambio".

Tras su intervención de ayer, en la que propuso seis grandes acuerdos a la oposición, porque su intención esta legislatura es gobernar "como si no tuviera mayoría absoluta", en la de este martes, ha dejado claro que "en ningún caso" subirá los impuestos y ha anunciado que, "si las condiciones económicas lo permitieran", disminuirá "la fiscalidad a los tramos más bajos de la tabla"

Se ha mostrado convencido de que "cuando llegue el momento" se pondrán de acuerdo con el PP con respecto al modelo de financiación autonómica que necesita la región y ha aceptado la colaboración ofrecida por el líder de esta formación, José Antonio Monago, en materia de Agenda Europea.

También se ha abierto a reformar la ley de Educación, como le ha propuesto Monago, si así se pusiera de manifiesto en los trabajos encaminados a elaborar la Estrategia Regional de Digitalización, que él ha propuesto.

En esta segunda jornada, Monago le ha reclamado un sistema fiscal especial para la región, "porque se puede jurídicamente y se debe", por lo que "hay que pelearlo -ha dicho- en Bruselas y en Madrid".

Además, ha destacado el "mucho peligro" que tiene una mayoría absoluta del PSOE en la región y ha advertido que su grupo "no va a ser nunca muleta" de los socialistas, porque "ahora más que nunca es necesaria la oposición en esta cámara".

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Cayetano Polo, que se ha estrenado en la Cámara, le ha propuesto un "gran consenso" por el empleo porque éste es el "gran reto" de Extremadura, también para luchar contra la despoblación, que a su juicio no se combate sólo con la creación de una consejería.