EFEMadrid

Varias comunidades autónomas cierran esta tarde sus playas y zonas de baño para evitar aglomeraciones durante la celebración de la noche de San Juan, al tiempo que han reforzado la vigilancia policial para garantizar que se cumplan las restricciones durante la madrugada del 23 al 24 de junio.

En la Comunidad Valenciana, las autoridades han movilizado a más de 3.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil que, junto a policías locales, tratarán de evitar concentraciones de personas y aglomeraciones en espacios públicos que puedan comprometer la evolución positiva de la pandemia por coronavirus.

La Delegación del Gobierno y la Consellería de Justicia e Interior han acordado proceder al cierre de la mayoría de playas del territorio valenciano, con controles preventivos de alcoholemia y estupefacientes en las tres provincias, con especial atención a las de la ciudad de Valencia, donde se prevé establecer un puesto de mando avanzado en la playa de la Malvarrosa.

Además, el Ayuntamiento de Valencia tiene previsto vallar sus 20 kilómetros de playas en el sur y el norte de la ciudad para impedir la celebración de la noche de San Juan en la arena y activará un dispositivo de vigilancia con cerca de 400 personas, entre policías locales, nacionales, Guardia Civil y Protección Civil.

En Cataluña, Protección Civil de la Generalitat ha recomendado a los ayuntamientos que durante la verbena cierren las playas y sólo se autoricen pequeñas hogueras controladas, además de habilitar espacios al aire libre para poder cenar en pequeños grupos.

Estarán cerradas las playas de Castelldefels, Gavà, Viladecans y El Prat de Llobregat, mientras que en Barcelona, Badalona o Montgat se mantendrán abiertas con restricciones de aforo y la prohibición de encender hogueras, llevar bebidas alcohólicas, tiendas de campaña o aparatos de música.

En las Islas Baleares, Palma e Ibiza mantendrán cerradas sus playas y zonas de baño para prevenir posibles contagios de coronavirus.

Ibiza impedirá el acceso a las playas de Talamanca, ses Figueretes y Platja d'en Bossa desde las 19.00 horas de este miércoles hasta las 7.00 horas del día 25 de junio.

Palma mantendrá el cierre de las playas de Cala Major, Can Pere Antoni, Molinar, Ciutat Jardí, Cala Estància y Platja de Palma, y de las zonas de baño Cala Nova, rocas de Cala Major, paseo del Molinar, el Penyó, Cala Gamba, es Carnatge y Son Caiós desde las 19.00 horas hasta las 10.00 horas del día siguiente.

En las playas de Andalucía también se han prohibido las hogueras.

En la costa de Granada, todos los municipios llegaron al acuerdo de prohibir hogueras, barbacoas, acampadas, fiestas y cualquier otra actividad que permita el contacto con otras personas, y en Motril solo se permite que la gente se lave la cara.

En Huelva se han suspendido las celebraciones y en Almería se ha acordado mantener esta noche la misma normativa que cualquier otra y, con ello, la prohibición de hogueras, barbacoas y botellones en las playas.

En Cádiz la noche de San Juan también transcurrirá con mascarillas y sin hogueras en la playa, al igual que en Málaga.

También la Xunta de Galicia ha anunciado un refuerzo de los dispositivos de vigilancia con motivo de estas celebraciones.

El ayuntamiento de Nigrán impedirá el acceso a las playas entre las nueve de esta noche y las ocho de la mañana del jueves para evitar que se enciendan las tradicionales hogueras de San Juan.

Además, ha preparado un dispositivo especial para que se cumplan las normas, fundamentalmente en playa América y Panxón, con más de medio centenar de efectivos de la Policía Local, la Guardia Civil y Protección Civil.

En Vigo habrá también un dispositivo de vigilancia para evitar que se enciendan hogueras en lugares públicos o que se celebren botellones multitudinarios y se produzcan aglomeraciones, como suele suceder en las playas de Samil o Alcabre.

Otros concellos de la zona, como Cangas, Moaña o Redondela ya anunciaron hace días que las hogueras en playas y lugares públicos están prohibidas este año, tal y como anunció la Xunta.