EFEMadrid

El excomisario José Villarejo comentó en una de las conversaciones que le fueron intervenidas que "la Moncloa" le mandó a visitar al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, quien, según su versión, reconoció que había "trincado sobres", si bien añadió: "Pero delante de mi iba Rajoy con otro sobre".

"¡Si tengo al Rato inmortalizado diciéndome que el otro trincaba!", indica en una de las conversaciones recogidas por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía en los informes que constan en el sumario del caso Kitchen sobre el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas en busca de documentos comprometedores para dirigentes del partido.

De acuerdo con el sumario, al que ha tenido acceso EFE, Villarejo se refirió a esa conversación con Rato al menos en dos ocasiones, en una con la periodista Ana Rosa Quintana y su marido Juan Muñoz y en otra en enero de 2017 en la que participan el abogado Javier Iglesias, el empresario Adrián de la Joya y el comisario José Luis Olivera, entonces al frente del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

En esta última, Villarejo, enfadado por el trato que está recibiendo por el Gobierno del PP tras los favores que asegura haberles hecho, expone a sus interlocutores la información de que la supuestamente dispondría que podría dañar al Gobierno.

Por ejemplo, esa conversación con Rato, exvicepresidente del Gobierno en tiempos de José María Aznar, que entonces aún no había sido condenado por las tarjetas black.

"¡Si tengo al Rato inmortalizado diciéndome que el otro trincaba!", indica Villarejo, antes de advertir: "Mediáticamente esa conversación es muy graciosa eh... tú fíjate el chocho que se ha montado con la gilipollez del ministro hablando con el otro y tal, mira la que se ha liado macho... Eso como mínimo provoca que haya elecciones".

Villarejo se imagina a sí mismo declarando en el juzgado: "¿Usted por qué grabo? Yo por interés policial (se ríen) Miro por el interés policial y lo grabé... como el tonto del Ignacio González, interés policial, vi que era muy interesante y me dijeron... vete a hablar con él y yo supuse que me iba a dar información nuclear de algo y le chicharreé...".

La cuestión, según explicó a Quintana y a Muñoz, es que fue por orden de "la Moncloa". "Me dicen ve a ver a Rato y tranquilízalo y tal y cual, y veo a Rato y me dice Rato, que no me toquen mucho los cojones porque yo he trincado sobres, pero delante de mía iba Rajoy con otro sobre".

"Pues tú imagínatelo... y luego el Rato diciendo 'yo estaba en la fila... Rajoy iba delante mía y cada uno con el sobre' (...)".