EFEMadrid

La comisión parlamentaria que investiga la presunta trama parapolicial diseñada para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas reanuda su segunda fase de comparecencias con la citación de nuevo de dos de los expolicías claves en la supuesta operación Kitchen: José Villarejo y Enrique García Castaño, conocido como "El Gordo".

Los diputados interrogaron a ambos antes del verano, pero han acordado volver a hacerlo, tal y como solicitaba el PNV, al considerar la mayoría de partidos que los dos expolicías, imputados en la causa que se instruye en la Audiencia Nacional, pueden aportar más detalles de la trama orquestaba presuntamente desde Interior en 2013 para vigilar a Bárcenas y robar documentación a comprometedora para el PP.

El excomisario José Villarejo será el encargado de abrir la jornada a partir de las cuatro de la tarde. En su anterior cita, el 27 de mayo, sorprendió a los diputados implicando directamente al expresidente Mariano Rajoy.

Durante las tres horas y media que estuvo en la sala, aseguró que daba cuenta a Rajoy de sus trabajos con un contacto directo por móvil a través de mensajes y apuntó que, además del expresidente, toda la cúpula del PP estaba al tanto del espionaje, desde el exministro Jorge Fernández Díaz a su número dos, pasando por Cospedal hasta la entonces vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

"El señor Rajoy contactaba conmigo; yo tuve contacto con el señor Rajoy directamente de esta operación", dijo, e incluso dio detalles del número de teléfono desde el que contactaba, según él, con el presidente: "le puedo decir que había un teléfono de contacto que empezaba por 650 y termina en 10 (...)".

Estas manifestaciones motivaron que el juez citara a Villarejo, que reiteró su versión, si bien el magistrado acabó considerando que no había suficientes pruebas para abrir una línea de investigación al respecto e, incluso, no descartó que el excomisario pudiese decir aquello para ganar "notoriedad y repercusión".

Tras Villarejo será el turno de Enrique García Castaño, apodado en el ámbito policial como "El Gordo" y que durante años lideró la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO).

De la veintena de comparecientes de la primera fase de la comisión, la citación el 22 de abril de García Castaño fue de las que dejó satisfecho a los diputados, pues el excomisario se mostró colaborador y no escatimó explicaciones.

García Castaño subestimó en su comparecencia a quienes hablan de "cloacas del Estado" de forma negativa porque esa es "una forma de proteger al Estado", y aseguró que "todo el mundo sabía" que Villarejo tenía sus empresas y su "cobertura".

De hecho, señaló al exministro del Interior y su número dos como los responsables de que Villarejo participara en Kitchen, si bien sobre este nombre dijo que no era verdadero, porque la operación de espionaje se llamó "operación Bárcenas" y fue, a su juicio, "legal".

Con estas dos comparecencias se cerrará la primera sesión de la segunda fase de la comisión, que aún no ha fijado el resto del calendario de citados, otros trece, pero que según las fuentes parlamentarias consultadas, tiene previsto concluir, como muy tarde, en la primera semana de diciembre.