EFEMadrid

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha trasladado este miércoles al PP y a Ciudadanos que Vox "no renuncia a ninguno de sus contenidos programáticos" y que el compromiso con ellos acaba tras la votación de la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta madrileña.

Así lo ha expresado en la segunda sesión del debate de investidura en el Parlamento regional, donde previsiblemente la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, será elegida presidenta de la Comunidad de Madrid, con los votos de Ciudadanos, con quien conformará un Gobierno de coalición, y de Vox.

"Nuestro compromiso con el PP y Ciudadanos acaba en el momento en el que comienza el de ustedes con nosotros, que es después de esta votación" (de investidura), ha subrayado Monasterio.

La portavoz de Vox ha indicado que a partir de hoy se abre una nueva etapa en la que no va a dejar de trabajar por España y de dar voz a los 300.000 madrileños que han votado a su partido.

Monasterio ha expresado la absoluta disponibilidad y voluntad de Vox para cumplir el acuerdo de investidura, aunque ha recordado al PP y Ciudadanos que no pueden contar con Vox para aplicar la totalidad de las 155 medidas del programa de Gobierno de coalición, por lo que tendrán que renunciar a algunas o pactar otras con la izquierda.

"Nosotros nunca estaremos al lado de quienes reclaman un nuevo sistema de financiación autonómica", ha avanzado la portavoz de Vox, quien ha augurado "poco futuro" a este sistema que "ahoga a los españoles, nos divide, nos endeuda, nos enfrenta y rompe el mercado único que debería ser España".

Además, ha recomendado, "si quieren fortalecer España, lo que tienen que hacer es devolver las competencias de sanidad, educación y justicia para dar ejemplo al resto de comunidades y garantizar la igualdad de todos los españoles".

En su intervención, ha expuesto que, desde el 27 de mayo, un día después de las elecciones, Vox mostró su disposición para alcanzar un acuerdo que facilitara un gobierno alternativo a la izquierda.

"Y en cuanto ha habido disposición de todas las partes negociadoras por alcanzar un entendimiento, el acuerdo no se ha hecho esperar", ha apuntado.

Son "muchísimas" las cosas que separan a Vox del PP y Ciudadanos, ha asegurado Monasterio.

Pero entre "ser el baluarte que impide la expansión de las ideas totalitarias de la izquierda o permitir un Gobierno del PSOE con el apoyo de los comunistas camuflado, que aspiran a ser los chavistas españoles", Vox prefiere facilitar la investidura de la señora Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid, siempre que se respete la representación de los votantes de Vox "en su justa proporción", ha remarcado.

La portavoz de Vox ha manifestado que Vox no es parte ni es socio del próximo Gobierno de coalición del PP y Ciudadanos.

"No somos unos chantajistas, pero tampoco toleramos ningún tipo de extorsión", venga de donde venga, "ya sea de las filiales mediáticas de sus partidos; ya sea de cordones sanitarios que emulan las prácticas de la izquierda sectaria y tratan a nuestros votantes como apestados; ya sea de aquellos chiringuitos subvencionados que sólo se representan a sí mismos", ha agregado.

Monasterio ha señalado que Vox no ha llegado hasta aquí "para pasar por el aro de quienes quieren que todo siga igual", sino para "para dar voz a los españoles que disienten del 'statu quo' de los partidos y del consenso progre".

"No tenemos los apoyos suficientes para gobernar, pero somos determinantes para facilitar una investidura y sacar adelante presupuestos", ha añadido.