Vox ha hecho público este martes su pacto municipal con el PP, que le otorga "concejalías de gobierno", para denunciar que se ha incumplido y darlo por "roto" en los ayuntamientos en los que los populares gobiernan en coalición con Ciudadanos, que veta su entrada en esos gobiernos.

Es el caso del Ayuntamiento de Madrid, donde el portavoz del grupo parlamentario en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha asegurado que se ha producido un "incumplimiento flagrante" de las condiciones fijadas en el pacto que firmaron con el secretario general del PP, Teodoro García Egea.

El acuerdo establece que Vox acepta apoyar la investidura de alcaldes "para la conformación de gobiernos de coalición de los distintos ayuntamientos de España en todas aquellas poblaciones donde la alianza PP-Cs-Vox pueda impedir un gobierno de izquierdas".

El pacto fija un plazo de 20 días para que fueran nombradas las "personas indicadas por Vox en cada ayuntamiento en distintas concejalías de gobierno y responsabilidades directivas en entes municipales".

Vox se ha mostrado dispuesto a pasar a la oposición en los municipios donde se de un contexto similar al de Madrid, como es el caso de Zaragoza, aunque el portavoz del grupo ha explicado que tendrán que analizar "caso por caso" en los próximos días.

Tras las declaraciones de Espinosa de los Monteros, García Egea ha afirmado en rueda de prensa que su partido cumplirá lo que han firmado con el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, y ha pedido completar ese plazo, que concluye el próximo 5 de julio.

En esta línea, el secretario general del PP no cree que se haya producido una ruptura del pacto consensuado con Vox y considera el documento "perfectamente compatible" con el que su partido ha firmado a su vez con Ciudadanos.

Por ello ha reprochado a Vox que hable de "cargos", ya que asegura que los que hacen este tipo de declaraciones "se parecen demasiado a Pablo Iglesias y a los que chantajean a Pedro Sánchez".

El PP entiende que el gobierno de coalición al que aspiran ambos partidos es uno en el que "la conformación de una mayoría estable" permita sacar adelante diversas medidas y presupuestos.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha señalado que el único documento que su partido respeta en el municipio madrileño es el que han firmado con el PP, y que mientras tanto "Vox puede decir misa".

Arrimadas ha afirmado que su acuerdo con los populares incluye el reparto de las áreas de gobierno entre estas dos fuerzas, por lo que ha emplazado al PP a aclarar las condiciones que ha pactado con Vox, a pesar de que "lo que se cumple es lo que ha firmado Ciudadanos".

Vox ha querido subrayar que su decisión afecta al Ayuntamiento madrileño, pero no a la Comunidad de Madrid, donde, según Espinosa de los Monteros, se podrían retomar las conversaciones con el PP este mismo miércoles y que su candidata, Rocío Monasterio, estará disponible para ello.

"No sé si tendríamos que hacerlo ante notario y traducción simultánea al francés para que todo el mundo entienda lo que estamos firmando", ha ironizado Espinosa, que al ser preguntado si pedirán consejerías, ha señalado que mañana expondrán "con claridad" sus demandas.

El portavoz de la formación de extrema derecha ha incidido en que en la Comunidad de Madrid, al igual que en Murcia, primarán el cumplimiento del "programa, las ideas y los contenidos" y las medidas que consideran urgentes. "Los que estén dispuestos a asumirlas en un grado razonable tendrán nuestro apoyo y, si nadie lo cumple, pues nadie tendrá nuestro apoyo", ha advertido.