EFEMadrid

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha tomado las riendas de Unidas Podemos en el Congreso en una reunión del grupo parlamentario, en la que ha reivindicado lo conseguido por Pablo Iglesias y ha arengado a sus diputados a redoblar los esfuerzos para ser decisivos en la próxima década.

"Pablo Iglesias está aquí con nosotras y va a caminar con nosotras, por si hay algún temor", ha incidido después de reiterar que está "muy orgullosa" del espacio político que ha conseguido el ya exsecretario general de la formación morada, quien -ha dicho- "ha cambiado la vida de este país".

"Abrir las ventanas y escuchar a la gente...la legislatura empieza ahora", ha pedido Díaz en una intervención en la que ha señalado la urgencia de trabajar por los asuntos cotidianos, y ha recordado lo logrado también por el movimiento 15M del que ahora se cumplen diez años.

Tras la marcha de Pablo Iglesias del Gobierno, Díaz se ha significado este jueves como la nueva líder del grupo parlamentario de Unidas Podemos, que se ha reunido en el Congreso con todos los ministros de la formación morada y sus secretarios de Estado.

Un encuentro en el que la vicepresidenta tercera ha asumido el papel que antes ejercía Iglesias, con un objetivo claro: reiniciar la legislatura con "alegría, entusiasmo y con la convicción de que las crisis se pueden gestionar para la gente", según sus propias palabras.

"Estoy convencida de que vamos a ser decisivas en la próxima década. Elevemos la mirada y asumamos la responsabilidad", ha señalado la vicepresidenta tercera con tono optimista y conciliador tras avisar de que "este espacio va a por todas y lo vamos a hacer".

En una intervención que ha durado una hora y ante los 35 diputados que componen el grupo confederal de Unidas Podemos, En Comú Podem y Galicia En Común, Yolanda Díaz ha reivindicado el feminismo y la cercanía y ha instado a transmitir "sosiego" en medio de la actual crispación porque la sociedad ha sufrido con la pandemia y "todavía tiene miedo".

"La buena política es la de las pequeñas cosas y hay que convencer más con hechos que con muchas palabras. Escuchémonos, discutamos, repensemos, pero no nos olvidemos de la gente y del pueblo y de que estamos aquí por ellos y por ellas", ha insistido, toda vez que también ha lanzado mensaje para aquellos que puedan echar de menos a Iglesias, al asegura que seguirá caminando junto a Unidas Podemos.

Eso sí, también ha dejado claro que "empezamos una etapa nueva colectiva y que aún vamos a seguir cambiando y mejorando la vida de la gente".

La vicepresidenta ha anunciado que el año que viene el Gobierno quiere desplegar la Ley de los Usos del Tiempo, que partirá del Ministerio de Igualdad y será una norma transversal.

El presidente del grupo de Unidas Podemos- En Comù Podem, Jaume Asens, que ha abierto la reunión, también ha incidido en que la obligación es "estar con la gente".

Además de dar las gracias a Pablo Iglesias por "su audacia y perseverancia" porque sin él no existiría el Gobierno de coalición, ha destacado los liderazgos feministas de las tres ministras, de Trabajo, de Derechos Sociales, Ione Belarra y de Igualdad, Irene Montero, que presidían la mesa de trabajo junto con los ministros de Consumo, Alberto Garzón y de Universidades, Manuel Castells.