EFEGernika (Bizkaia)

José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno cuando hace diez años ETA anunció el fin del terrorismo, ha pedido este martes a todos los vascos que fomenten los consensos y los acuerdos, pero desde la memoria de lo que supuso el terrorismo.

El PSE-EE ha conmemorado hoy el décimo aniversario del fin del terrorismo con un acto con la secretaria general del partido, Idoia Mendia, el exlehendakari Patxi López y Zapatero ante el Árbol de Gernika, localidad vizcaína emblemática por su vinculación con la paz y el autogobierno vasco.

Zapatero ha considerado que el 21 de octubre de 2011 fue uno de esos "momentos fundacionales de una nueva etapa, de rectificación de la historia y de un nuevo tiempo para Euskadi", y que ahora el reconocimiento a las víctimas de ETA es un "deber moral y cívico para ser una sociedad digna".

"Somos ya una democracia sin terrorismo pero no sin memoria, una democracia sin rencor pero con sentido de la historia", ha señalado.

El expresidente ha apelado a la convivencia entre quienes tienen "identidades, banderas y culturas" distintas y ha dicho que las generaciones futuras verán con "estupor" la "obsesión" por "sentirse incompatible y tener una cultura diferente" que ha demostrado la humanidad a lo largo de la historia.

"Por ello estos diez años tienen especial trascendencia para Euskadi y para España", ha apuntado.

Zapatero, que ha tenido un recuerdo especial para Jesús Eguiguren, también ha apelado a la "tarea" de compartir con los jóvenes de toda España lo que supuso el terrorismo de ETA porque "tienen el derecho a conocer y reafirmar sus valores".

Por su parte, el exlehendakari Patxi López ha considerado que la declaración de ayer de EH Bildu y Sortu es "una especie de enmienda a la totalidad a su papel en el pasado de ser el soporte de la banda terrorista".

"Hace tres años, en un vomitivo comunicado de ese mundo (el de ETA con motivo del anuncio de su disolución) hablaba de las víctimas colaterales, despreciando a todas las demás; ahora han reconocido el dolor de todas las victimas de ETA y que nunca debiera haberse producido", ha destacado.

López, que ha recordado que ETA declaró como "objetivo prioritario" a todos los miembros de su Gobierno Vasco un mes antes de que fuera conformado y "ninguno se echó atrás", ha criticado a la "derecha y sus medios de comunicación" por mantener que ETA "sigue viva" y usar el terrorismo para atacar a los socialistas.

El exlehendakari ha reprochado que se trate de "releer" el fin de ETA para "ajustarlo a su discurso, o para ganar medallas en carreras en las que ni siquiera participaron, o para aparecer como los campeones de la firmeza; o incluso para apropiarse de ese fin de ETA".

Patxi López ha recordado a las víctimas y a quienes resistieron ante ETA durante años en Euskadi y ha mencionado a Jesús Eguiguren Rodolfo Ares, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Luis Rodríguez Zapatero como "los grandes hacedores" del fin del terrorismo.

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha contrapuesto el terrorismo de ETA con el autogobierno vasco basado en el respeto a la pluralidad y el acuerdo entre diferentes.

"Medio siglo de terror deja un reguero de sangre y recuerdos, pero cuatro décadas de democracia y acuerdos entre diferentes dejan tras de sí servicios públicos y derechos sociales para el conjunto de la ciudadanía. Su legado está en los cementerios, el nuestro es Osakidetza, la Ertzaintza, la escuela publica vasca, los derechos conquistados, como la renta de garantía de ingresos o el derecho a la vivienda", ha apuntado.

Mendia, que ha recordado a las víctimas y a los "resistentes" que conformaron la "infantería de la democracia a pie de calle", ha sostenido que "no fue casualidad que el fin de ETA llegara con socialistas al frente de los Gobiernos de España y de Euskadi".

"Sabíamos que iba a llegar, e hicimos que llegara. Nos dijeron que no sería posible sin ceder, y no cedimos. Y se empeñaron, aun se empeñan, en que olvidemos, y no olvidamos", ha añadido.

Mendia, que ha definido a los socialistas como "los grandes constructores de Euskadi", ha sostenido que un nuevo Estatuto vasco debe sustentarse en la memoria de décadas de terrorismo de ETA para conseguir así "un nuevo pacto que blinde la pluralidad atacada, profundice en la igualdad, avance en derechos sociales, y permita una convivencia plena entre vascos y con el resto de España y Europa".

La vicelehendakari ha lamentado que "siga sin ser posible" celebrar de forma unánime el décimo aniversario del fin del terrorismo con una declaración solemne del Parlamento vasco diciendo que "recordamos a todas las víctimas injustamente asesinadas porque nunca ha habido una razón para aniquilar al diferente".