EFEMadrid

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha reconocido este domingo que los socialistas no han triunfado en las elecciones gallegas ni vascas, pero "tampoco han ido para atrás" y lo que, a su juicio, ha ocurrido es que el partido ha aguantado la "ofensiva de derribo" del PP.

En una rueda de prensa en Ferraz (sede central del PSOE) desde donde ha seguido el escrutinio de las elecciones, Ábalos se ha referido al desplome de la marca de Podemos en clave autonómica y lo ha vinculado a cuestiones internas del partido si bien, fuentes socialistas, han admitido que el caso Dina -investigación sobre el supuesto robo del móvil de la exasesora de Podemos Dina Bousselham- no ayudó.

No obstante y pese a esa clave autonómica, el responsable de Organización del PSOE ha subrayado que Podemos se enfrenta a una realidad distinta, no está visto como un partido institucionalizado y acusa las tareas de Gobierno.

Al PP, Ábalos le ha recordado que la fórmula del PP+Cs utilizada en Euskadi, de unir fuerzas "no ha funcionado" y a los de Ciudadanos les ha advertido de que cada vez que se acercan al PP, las cosas le van peor.

Ábalos ha admitido que el desplome de Podemos, especialmente en Galicia, merece "una reflexión" y sobre el hecho de que ese voto vaya a BNG y Bildu, ha culpado a los populares de utilizar estrategias que acaban beneficiando el crecimiento de los nacionalismos de izquierdas.

El secretario de Organización ha insistido en poner en valor el "aguante" del PSOE frente a la estrategia de derribo del Gobierno y de "estigmatización" de los responsables que han estado al frente de la pandemia.

"No hemos triunfado, no son los datos por los que hubiéramos peleado pero son los que tenemos", ha dicho el secretario de Organización, que ha insistido en que no se acusa el "desgaste" que otros, en referencia al PP, esperaban para los socialistas.

Y ha dicho a los de Casado que precisamente su partido en Euskadi se ha desplomado de 11 a cinco diputados, "y uno es de Ciudadanos" mientras que el PSOE sigue siendo "necesario para la gobernabilidad de Euskadi" y en Galicia hay una presencia institucional importante porque prácticamente el poder municipal es socialista.

"No hemos ido para atrás, como mucho nos hemos atascado" ha dicho, al tiempo que ha reiterado que la ofensiva de estos meses del PP no ha tenido el efecto deseado.