EFEAtenas

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, instó hoy a Grecia a preparar los campos de refugiados con las condiciones más precarias para la llegada del invierno, y volvió a pedir que se "aceleren" los procesos de concesión de asilo y reubicación de migrantes.

Grandi aseguró, tras su segunda visita al país desde que fuera elegido al puesto, que hay "factores de riesgo" ante la llegada del frío que Grecia debe evitar con antelación mejorando las condiciones de varios campos que, a su juicio, aún no "cumplen los estándares" en aspectos como el acceso al agua potable o a provisiones.

El alto comisionado para los Refugiados afirmó además que le preocupan especialmente la lentitud de los procesos burocráticos que deben seguir los refugiados para su asilo y reubicación y los "problemas de seguridad" que presentan algunos campos.

Grandi reiteró que estos procesos deben "acelerarse", para lo cual espera poder "trabajar con los servicios nacionales de asilo", a la vez que pidió a los países de la Unión Europea que "cumplan" con las cuotas de acogida de refugiados que acordaron hace meses.

El máximo responsable para los refugiados de la ONU aseguró que alargar los trámites es especialmente penoso para los refugiados, porque "muchos de ellos llegan traumatizados" de sus respectivos países y "un largo periodo de espera puede afectar a su moral", por lo que también pidió que se les dé "asistencia psicológica".

Grandi hizo hincapié en los "problemas de seguridad del día a día" en los campos de refugiados, muchas veces "generados dentro del campo", ante los que hay que tener especial cuidado con la cantidad de "población vulnerable" en los campos, especialmente mujeres solas con niños a su cargo, ancianos y menores no acompañados.

En cualquier caso, aseveró Grandi, muchos de los problemas "violentos" están generados por la enorme "frustración" que viven los refugiados por sus "condiciones de vida" y al ver que "los procesos de asilo se alargan".

Grandi subrayó su especial preocupación por los menores no acompañados, al asegurar que son "susceptibles de ser objeto de explotación o acoso, especialmente sexual", una situación cuya solución consiste, incidió, en "crear más centros de acogida", un total de 16.000 plazas para menores, según sus cálculos.

A este respecto Grandi hizo referencia a testimonios recogidos por la ONG griega Praxis, que asegura que algunos de los jóvenes han recibido, por ejemplo, propuestas sexuales a cambio de dinero en plena calle.

Además, el alto comisionado destacó que Grecia, a la que por otra parte reiteró su "agradecimiento por el esfuerzo" realizado durante la crisis de refugiados, debe preparar la "integración en el sistema educativo y sanitario" de "los pocos miles" de refugiados que decidan quedarse en el país.

Finalmente, Grandi descartó que la situación en lo que llamó el "frente este", es decir, las islas del Egeo oriental, sea ya de "emergencia" y destacó que las llegadas se han reducido significativamente desde la aplicación del acuerdo entre la UE y Turquía.

En estos momentos en las islas hay unos 11.000 migrantes en campos de refugiados a los que el Gobierno griego pretende trasladar en próximas fechas a centros en el continente para gestionar mejor su situación.