EFEMadrid

El principal atractivo del teletrabajo es el ahorro, tanto en tiempo como en gastos personales, mientras que uno de los mayores inconvenientes es la falta de socialización, según se desprende de una encuesta presentada este miércoles en la Cámara de España.

El estudio "Los españoles quieren teletrabajar" muestra que el 84 % de los encuestados querría trabajar a distancia la mitad de la semana, una tasa en la que "no hay diferencias relevantes entre hombres y mujeres.

Entre los atractivos para optar por teletrabajar, además del ahorro de costes, está el poder pasar más tiempo con la familia, mientras que entre los inconvenientes destaca la falta de contacto social dificultad para separar horario laboral y personal.

La autora de la encuesta, Adriana Scozzafava, ha explicado que en esto último sí que "hay diferencias entre hombres y mujeres, lo que requiere más concisión en las medidas por parte de las Administraciones", como es el caso de una regulación del derecho a la desconexión digital.

Entre los retos a los que se enfrenta esta modalidad de trabajo, Scozzafava ha destacado la necesidad de medios técnicos como ordenadores o conexión a internet, así como la mejora de procesos y digitalización y la implementación de liderazgo.

La encuesta revela que el 74 % de los encuestados cree que podría ejercer su actividad teletrabajando de forma total o parcial, el 42 % de ellos, la totalidad de su jornada semanal, ha explicado la autora, quien ha destacado los obstáculos que perciben para trabajar a distancia las personas mayores de 55 años.

Durante el confinamiento, sólo han teletrabajado el 70 % de los que podían, mientras que el 30 % restante se incorporó de forma presencia en cuanto pudo, ha dicho Scozzafava.

Dos de cada tres trabajadores aseguran que las condiciones de su vivienda les permite ejercer desde allí su labor, según recoge la encuesta, en cuya presentación han participado también la directora general de la Cámara de España, Inmaculada Riera; la presidenta de Women in a Legal World, Marlen Estévez; y la presidenta de 50&50 Gender Leadership, Gloria Lomana.

Por su parte, la directora general de la Cámara de España ha destacado que "el teletrabajo y la digitalización son un reto pero también una gran oportunidad como sociedad", porque "estamos en un momento crítico a nivel económico y social".