EFESídney (Australia)

El Gobierno de Australiana pedirá una clarificación a China por vetar la entrada de carbón australiano en cinco puertos del gigante asiático, en un momento de tensiones diplomáticas entre Camberra y Pekín.

El Departamento australiano de Asuntos Exteriores y Comercio ha urgido una explicación, mientras el jefe de la oficina del Tesoro de Australia, Josh Frydenberg, llamó hoy a la calma y no sacar conclusiones precipitadas sobre el veto.

"La clave es que la relación comercial bilateral entre Australia y China es de vital importancia y es muy sólida", dijo el tesorero al rechazar las publicaciones en diversos medios que apuntan a la prohibición al carbón como una represalia política, cuenta el canal ABC.

Por su parte, Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Exteriores chino, señaló a los medios que la medida se debe "a protección medioambiental".

China es el principal socio comercial de Australia, pero las relaciones bilaterales se han tensado en los últimos meses por las sospechas de Camberra de que Pekín se entromete en la política de su país y por diferencias en torno al Mar de China meridional.

Australia además han restringido el acceso de Huawei al mercado local o prohibido la participación de la empresa en el suministro de equipos para sus redes de 5G.