EFEViena

El ministro del Interior austríaco, el ultranacionalista Herbert Kickl, cuyo país preside la UE este semestre, propuso hoy realizar la revisión inicial de asilo en los barcos en los que llegan los inmigrantes y refugiados desde Africa y Oriente Medio a través del mar Mediterráneo a Europa.

En una rueda de prensa, al margen de una conferencia de ministros del Interior de la Unión Europea (UE) que se celebra en Viena con representantes de países africanos, Kickl propuso esta idea y recibió el apoyo de su colega italiano, Matteo Salvini, que le acompañó en el acto.

"El objetivo debe ser decidir sobre el asilo fuera de la UE. Es que solo con mucho esfuerzo y dinero estamos consiguiendo repatriar a la gente si no obtiene asilo", dijo el ministro austríaco.

"O usemos directamente los barcos para revisar el (derecho a un procedimiento de) asilo. Allí están bien alojados, además se puede usar requisar los barcos a los traficantes", señaló Kickl, cuyo Gobierno preside este semestre la UE.

Salvini, por su parte, expreso su inmediato apoyo a la idea de su homólogo austríaco diciendo: "estoy totalmente a favor".

"Se debería identificar a las personas a bordo de las naves", agregó el hombre fuerte del Gobierno italiano.

"Es irónico. A mí, un juez me han acusado de secuestro por mantener a inmigrantes durante diez días a bordo de un barco en un puerto italiano", matizó Salvini, responsables de la política antimigratoria del Gobierno italiano.

Según precisó Kickl, no se trataría de decidir sobre el asilo en los barcos sino de realizar la primera revisión si una persona tiene derecho o no de pedir asilo en Europa.

"Eso se puede hacer en unos pocos días. La experiencia nos dice que la mayor parte, 90 sobre 100 personas, no tienen derecho a pedir asilo, así que solo quedan 10 que podrán venir a Europa", dijo.

Para el resto, señaló, "se deben definir puertos y zonas seguras en el norte de África", por ejemplo, las llamadas "plataformas de desembarco", cuyo establecimiento sin embargo, rechazan por el momento todos los países de la zona.

Kickl destacó además que ningún refugiado que ha pasado primero por países seguros debe tener derecho a pedir asilo en Europa.

"Eso deja fuera a los centroafricanos, afganos y pakistaníes", aseguró el ministro austríaco.

"Estoy seguro que esta propuesta (la de revisar en los barcos) es una opción que debemos tener en cuenta seriamente", concluyó Kickl, anfitrión de la conferencia de hoy.

A este encuentro acudieron algunos ministros del Interior de la UE, entre ellos los de Francia, España e Italia, además de representantes de países africanos como Túnez, Marruecos, Libia, Chad, Níger o Egipto.

El objetivo era profundizar la cooperación en materia migratoria entre la UE y los principales países de origen y tránsito de inmigrantes y refugiados.