EFEMadrid

La presidenta madrileña y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha celebrado este martes su victoria en las elecciones madrileñas junto al líder del PP, Pablo Casado, con quien ha reivindicado su triunfo como una "moción de censura al sanchismo". "El sanchismo no entra en Madrid", ha proclamado Ayuso.

"Esta forma de gobernar con opulencia e hipocresía de La Moncloa tiene sus días contados, ya está bien", ha exclamado Ayuso desde el balcón de la sede del PP en la calle de Génova, donde ha salido acompañada por Casado y otros dirigentes del partido.

"Madrid ha hecho una moción de censura democrática al sanchismo, a sus pactos con Bildu, con independentistas, al Gobierno con Podemos, Madrid es el kilómetro cero del cambio en España", ha proclamado por su parte el presidente del PP, tras señalar que ha ganado "la libertad".

Los seguidores del PP han festejado en Génova un éxito contundente, donde, al 95,60 % escrutado, Ayuso dobla sus resultados de 30 a 65 escaños y en solitario se impone a la suma de Más Madrid (24), PSOE (24) y Unidas Podemos (10), por lo que sólo necesita la abstención de Vox para formar Gobierno.

Considera Casado que "ha perdido la soberbia, la incompetencia, las mentiras, la crispación" y ha ganado "la concordia". "Uniendo al centroderecha y al constitucionalismo, se puede ganar a Sánchez", ha recalcado el líder del PP.

"Hoy la libertad ha ganado en Madrid, pero mañana lo hará en toda España", ha agregado Casado, quien ha recordado que hace dos años, cuando el PP obtuvo su peor resultado histórico en Madrid, pero retuvo el Gobierno, eran "pocos" en Génova, pero Ayuso ha ganado porque "se ha ocupado de lo importante".

"Espero que los tabernarios hayáis pasado buen día, yo también", ha ironizado Ayuso en alusión al artículo del presidente del CIS, José Félix Tezanos, en el que critica el apoyo electoral que tiene Ayuso en torno "al mundo de las tabernas".

"Jamás la sociedad española y la madrileña hemos estado tan unidos y vamos a seguir así para delante con libertad, concordia y gobernando para todos", ha expresado Ayuso, ante los vítores de los asistentes de "libertad" y "presidenta".

La dirigente popular, que ha agradecido a los madrileños la confianza depositada en ella, ha declarado que Madrid "no se puede dirigir, porque no se puede controlar, porque no se puede imponer", y tras estas elecciones empieza "un nuevo capítulo en la historia de España porque desde el kilómetro cero vamos a recuperar la convivencia, la unidad y la libertad".

Y ha asegurado que lo han intentado "todo" en su contra, "usar la justicia", "amordazar a la prensa" pero, "España es otra cosa, señor Sánchez, España empieza en Madrid".