EFEMilán (Italia)

Los ministros de Exteriores de Azerbaiyán y Armenia, Elmar Mamediarov y Zograb Mnatsakanian, reafirmaron hoy su compromiso de trabajar activamente en la búsqueda de un arreglo al conflicto de Nagorno-Karabaj y para reducir la tensión.

Los ministros, reunidos en Milán, "reafirmaron su compromiso de seguir trabajando intensamente para promover la paz y reducir las tensiones", señaló un comunicado de los copresidentes del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) -Rusia, Estados Unidos y Francia- y los dos países del Cáucaso.

En este sentido, acordaron volver a reunirse a principios de 2019 bajo los auspicios de los países del Grupo de Minsk de la OSCE para facilitar conversaciones de alto nivel.

La declaración conjunta fue firmada por representantes de los cinco mencionados países en paralelo a la cumbre que están celebrando los ministros de Exteriores de este organismo en Milán.

Los países del Grupo de Minsk de la OSCE celebraron la disminución de las violaciones de cese del fuego y del número de damnificados, tras las conversaciones de los líderes de Armenia y Azerbaiyán al margen de la cumbre de la Comunidad de Estados Independientes, celebrada en septiembre en Dusambé, la capital de Tayikistán.

Igualmente, hicieron "un llamamiento a las partes para que sigan conversando" y confiaron en que se pueda desarrollar "en un futuro próximo un diálogo de alto nivel" entre Azerbaiyán y Armenia que favorezca una solución justa y duradera al conflicto de Nagorno Karabaj, que enfrenta a ambos países desde 1988.

En la pasada década de los 80, cuando ambos países pertenecían a la URSS, Nagorno Karabaj, territorio de Azerbaiyán poblado mayoritariamente por armenios, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25.000 muertos.

Al término de los combates, las fuerzas armenias se hicieron con el control de Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que llaman "franja de seguridad", para unirlo a Armenia.