EFESant Llorenç des Cardassar (Mallorca)

Autoridades políticas y vecinos han recordado este miércoles la tragedia que supuso hace un año la torrentada de Sant Llorenç des Cardassar de Mallorca y han homenajeado a las trece personas que murieron por las fuertes lluvias.

El pequeño Arthur Robinson y su madre, Joana Lliteras, Bernat Estelrich, Rafel Gili, Joana Ballesteros, Gabriel Mesquida, Joan Grande, Andreas Körlin, Tine Noig y los matrimonios Delia y Anthony Green y Petra y Mike Kircher fueron las víctimas mortales de aquel martes fatídico cuando fueron arrastrados por el fango en la mayor catástrofe natural de la historia reciente de Baleares.

Al miedo de aquel 9 de octubre de 2018, le siguió una ola de solidaridad con miles de voluntarios que ayudaron con sus manos y también con su dinero a recuperar casas y negocios y, poco a poco, la vida de todos los vecinos de los municipios afectados.

Un año después, la presidenta de Baleares, Francina Armengol, consellers de su gobierno; el presidente del PP, Pablo Casado; el alcalde de Sant Llorenç des Cardassar, Mateu Puigrós; el presidente del Parlament balear, Vicenç Thomàs, y el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, entre otras autoridades, han asistido este miércoles a un acto de homenaje.

El acto se ha organizado en la Plaza del Ayuntamiento de Sant Llorenç, donde se ha realizado una ofrenda de trece centros de flores, se han lanzado trece globos blancos al aire y se ha guardado un emotivo minuto de silencio por parte de las autoridades y vecinos reunidos.

En su cuenta de Twitter, la presidenta de Baleares ha publicado este miércoles varios mensajes en recuerdo de las víctimas y ha agradecido el trabajo que llevaron a cabo todas las personas y entidades que se volcaron para recuperar la normalidad en los municipios de Sant Llorenç, Son Servera, Capdepera, Artà y Manacor.

"Unidos en el dolor y en la respuesta, ante la peor pesadilla imaginable, personas y entidades de todos los rincones de las islas se apresuraron y se plantaron en el Llevant al día siguiente de la tragedia para que los vecinos se volviera a levantar", ha escrito la presidenta.

El presidente del PP ha dicho que "hoy es un día para estar con las familias" y darles el pésame "una vez más", al tiempo que ha reivindicado que "lleguen cuanto antes" la ayudas que aún debe hacer efectivas el Gobierno del Estado.

Tras una catástrofe así, ha sostenido, "todas las instituciones van juntas" y ha recordado los fondos que han destinado las instituciones de Baleares para reparar los cuantiosos daños públicos y privados sufridos.

Por eso, ha solicitado que las ayudas comprometidas por el Estado se transfieran cuanto antes a Sant Llorenç y al resto de municipios afectados.