EFESan Fernando de Henares (Madrid)

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha admitido hoy que el ex secretario general valenciano Ricardo Costa le contó que había instrucciones en el partido regional para girar facturas de campaña a empresarios, si bien él le contestó que eso estaba "absolutamente prohibido" desde la dirección nacional.

Bárcenas ha regresado hoy a la Audiencia Nacional tres meses después de que finalizase el juicio a la primera época de Gürtel, aún pendiente de sentencia y donde se enfrenta a 39 años y medio de cárcel, y ha declarado como testigo en otro procedimiento contra la trama, el de la rama valenciana de la red.

Durante su testifical, Bárcenas ha corroborado la versión que aportó Costa hace semanas y ha admitido que éste le contó que el exvicepresidente valenciano Víctor Campos (a quien ha llamado "el tesorero de facto del partido") le dio la instrucción de "asignarle facturas a determinadas empresas para que se hiciesen cargo de gastos" de campaña del PP valenciano.

Sin embargo, se ha desentendido de esa supuesta financiación irregular del PP valenciano y ha desvinculado a la dirección del partido porque, según su versión, la sede nacional tenía "una intervención muy pequeña" en la contabilidad de las facciones regionales, que se encargaban de su propia gestión presupuestaria.

Bárcenas ha explicado que mantuvo una reunión en la sede nacional del partido, en la calle Génova (Madrid), con el ex secretario general valenciano, quien le transmitió esa "preocupación" sobre posibles prácticas de financiación irregular en el partido regional, que la Fiscalía cree que se llevaron a cabo en las elecciones municipal y autonómica de 2007 y en las generales de 2008.

A raíz de esta confesión, Bárcenas -entonces gerente del PP- ha asegurado que le dejó claro que "eso estaba terminantemente prohibido" y recordó "experiencias pasadas" que afectaban al PP y "sobre todo al PSOE".

Una versión similar a la que ofreció Costa cuando responsabilizó al expresidente valenciano Francisco Camps de instaurar ese sistema de financiación irregular y relató que Bárcenas le advirtió de que eso supondría un "Filesa 2".

Al término de la conversación, Bárcenas le contó todo a su superior, el entonces tesorero Álvaro Lapuerta, que le dijo que "hablaría con Valencia y lo dejaría claro".

"No tengo ni idea de con quién habló, imagino que diría que cumpliesen las instrucciones de la sede central. Parece ser que al final no se cumplieron", ha apuntado.

A quien no se lo contaron fue al secretario general del PP, entonces Ángel Acebes, porque el "tesorero nacional tenía plena autonomía en materia económica (...) y no tenía que trasladarle esa preocupación a otro cargo de algo que era de su total responsabilidad".

Bárcenas también ha relatado que en una ocasión viajó a Valencia con Lapuerta porque un empresario, amigo de Víctor Campos, quería hacer una donación al partido, si bien no ha especificado la cantidad ni si se la dio en mano.

Sobre la financiación de las campañas, ha detallado que desde la central se asignaba una cantidad a cada provincia durante las elecciones municipales, que se entregaba en mano a los gerentes provinciales en una reunión, junto con un manual en el que se explicitaba por escrito "la imposibilidad de aportar ningún fondo propio a la campaña".

También ha testificado hoy el exconseller Miguel Ignacio Peralta, que ha relatado que el responsable de Gürtel en Valencia, Álvaro Pérez, El Bigotes, tenía "mucha relación" con Camps y que los actos a los que expresident acudía los organizaba directamente la dirección regional del partido, a cargo de Ricardo Costa.

Peralta ha indicado además que en Alicante nunca se contrató ningún acto con la Gürtel debido a la rivalidad existente entre las diferentes provincias: "Ni de casualidad habría contratado yo un acto con Álvaro Pérez porque el enfrentamiento político era tal que en esos momentos nos hacíamos la contraria".

Por su parte, el exvicepresidente de la Diputación de Valencia Juan José Medina -imputado en el caso de corrupción Imelsa- ha explicado que Costa daba las indicaciones a las sedes provinciales para contratar con Orange Market -filial de la Gürtel en Valencia-.

Otros de los testigos que regentaban cargos provinciales del PP también han negado que contratasen con la Gürtel y han apuntado que los actos que organizaba Orange Market eran coordinados por la dirección regional.