EFEBogotá

El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, afirmó hoy que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, debe condenar de manera "explícita" los actos de violencia que se suceden desde comienzos de semana en esa comunidad.

Borrell, que está de visita en Colombia, dijo a Efe que a Torra "hay que exigirle una condena explícita, completa y sin tapujos de la violencia".

El ministro se remitió a las palabras del presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, para subrayar "que el Gobierno central colaborará en el mantenimiento del orden público en Cataluña, que es responsabilidad del Gobierno catalán, presidido por el señor Torra".

"El presidente de Gobierno ha dicho bien claro el rechazo a la violencia, no puede ser que por la mañana la misma persona llame a las manifestaciones y no condene la violencia y por la tarde sea el responsable del mantenimiento del orden público", enfatizó.

Cataluña vive desde hace cuatro días incidentes violentos en protestas callejeras contra la sentencia judicial del pasado lunes que condenó a prisión a nueve líderes secesionistas.

Este viernes tuvo lugar además una huelga general independentista caracterizada por cortes de carreteras y manifestaciones masivas que, en el caso de Barcelona, congregó en el centro de la ciudad a unas 525.000 personas, según la policía local.

"El derecho a la manifestación y a la expresión y el desacuerdo con lo que sea está perfectamente reconocido por la Constitución y se puede aplicar de forma pacífica, pero los actos vandálicos, de someter a Cataluña a una situación de violencia, no digo que generalizada, pero desgraciadamente en muchos lugares a la vez, es algo que no puede sino condenarse, rechazarse y exigir su fin", añadió el ministro de Exteriores.

Borrell, que en cuestión de semanas asumirá como alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, en sustitución de Federica Mogherini, subrayó que lo que sucede en Cataluña es un asunto interno de esa comunidad.

"Lo que ocurre en Cataluña es un conflicto fundamentalmente entre catalanes, es un conflicto entre los partidarios de la independencia y los que no lo son, no lo somos, que debe partir del reconocimiento y el respeto al Estado de derecho y a las decisiones judiciales", aseguró.

El ministro quiso expresar también su agradecimiento "a las fuerzas del orden público, tanto a las de la policía autonómica catalana como a los refuerzos que se envían (...) de la Policía Nacional Española y la Guardia Civil", por el esfuerzo que hacen para mantener el orden.

Borrell recordó que hay muchos heridos entre ellos y que "están dándolo todo para el mantenimiento del orden público en beneficio de la gran mayoría de los ciudadanos".

El jefe de la diplomacia española se reunirá este noche con el presidente colombiano, Iván Duque, y mañana se trasladará a la ciudad de Cúcuta, en la frontera con Venezuela, para ver de cerca la magnitud de la crisis migratoria venezolana y los esfuerzos que hace la comunidad internacional para llevarles ayuda humanitaria.