EFEEstrasburgo (Francia)

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aseguró hoy que el independentismo ha "secuestrado" la Diada, que se celebra este 11 de septiembre, y ha "privado" a la población catalana no independentista de manifestar su sentimiento.

"La Diada, como fiesta nacional que era, ha sido secuestrada por el independentismo. Y es una pena, porque eso priva a la otra mitad de la población catalana de poder manifestar su sentimiento en torno a la identidad catalana que comparte mucha gente que no es independentista", declaró Borrell a la prensa en la segunda jornada de su visita a Estrasburgo, sede del Parlamento Europeo.

En ese sentido, recalcó que, dadas las circunstancias actuales, la Diada es "el día de una parte de la sociedad, es el día solo de aquella parte que se moviliza a favor de la independencia".

"La Diada era el día nacional de Cataluña y todos los catalanes, independientemente de sus ideas políticas y de sus posicionamientos con respecto a la independencia, celebraban el día de una colectividad unida, cohesionada, y hoy desgraciadamente ya no es así", indicó.

Para esta tarde está convocada una manifestación en Barcelona en favor de la autodeterminación de Cataluña.

En cuanto a los políticos independentistas encarcelados, reconoció que "personalmente" hubiera preferido que el juez "considerase otras medidas de precaución para evitar la fuga, que tomara otra clase de medidas que no fuese la prisión incondicional".

"Pero el juez ha tomado esas medidas en función de su criterio y hay que respetar su independencia", explicó Borrell, para a continuación pedir que se deje trabajar a la justicia.

Asimismo, señaló que no se puede exigir al Gobierno español decidir sobre la libertad de los presos.

"Eso sí que es negar la separación de poderes", subrayó.

Preguntado por si el mensaje del Gobierno español sobre la crisis catalana está llegando a la opinión pública europea, consideró que se está "remontando la pendiente", proporcionando más información y rebatiendo argumentos.

Ha habido "un gran esfuerzo propagandístico por parte del independentismo, que había deteriorado la imagen internacional de España", admitió el ministro.

Por otro lado, en una rueda de prensa junto al secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, Borrell se quejó de que en algunos medios haya una supuesta "omertá" (ley del silencio), por la que algunas cosas que no interesan no se cuentan, y puso como ejemplo la respuesta de la Comisión de Venecia al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

La Comisión de Venecia -órgano del Consejo de Europa especializado en cuestiones constitucionales- respondió a Puigdemont el 27 de septiembre de 2017 que el referéndum previsto para el 1 de octubre de ese año debía hacerse de acuerdo con las autoridades españolas y de conformidad con la Constitución.

Borrell se encuentra en Estrasburgo en un viaje de tres días donde mantiene reuniones con comisarios europeos, el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, o el secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland.

En este sentido, Jagland aseguró hoy que no tiene "ninguna duda de que los tribunales españoles están tratando" el asunto de Cataluña "de acuerdo con la ley española y el Convenio Europeo de Derechos Humanos".

"Ha sido muy claro, yo diría que incluso tajante en decir que España es un Estado de derecho, que confía en la independencia de los jueces españoles, que la solución a los problemas políticos que tiene España hay que buscarla en el marco de la Constitución", declaró Borrell.

Jagland también dijo que la gente tiene derecho a recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, "pero después de que su asunto haya sido tratado por los tribunales españoles".

"Después de estar oyendo todo el día que España vive una especie de franquismo redivivo y que los tribunales no son independientes, reconforta oír nada menos que al secretario general del Consejo de Europa", consideró el jefe de la diplomacia española.

El ministro de Exteriores agregó: "cuando llegue el momento, si es que llega, nos someteremos a la jurisdicción del Consejo de Europa con todo el respeto", en referencia a las demandas contra España relacionadas con el proceso soberanista en Cataluña.

Sobre la polémica con Arabia Saudí por el anuncio del ministerio de Defensa de suspender un contrato de venta de armamento, el jefe de la diplomacia española explicó que se está trabajando para encontrar una solución.