EFEBruselas

El ministro español en funciones de Asuntos Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, aseguró este miércoles creer tener capacidad para ser comisario europeo, después de renunciar hoy mismo a su acta como eurodiputado.

"Creo que tengo capacidad para serlo, sin duda alguna", declaró a la prensa en Bruselas tras ser preguntado si se ve en el cargo de comisario europeo.

Borrell, que fue cabeza de lista del PSOE en las elecciones europeas de mayo, señaló que esta mañana informó a la Junta Electoral Central de que renunciaba a su escaño en el Parlamento Europeo y que comunicó esa decisión en una reunión en la capital belga con el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani.

"He aprovechado también la ocasión para comunicarle que de acuerdo con el presidente del Gobierno y secretario general del Partido Socialista (Pedro Sánchez) esta mañana he remitido un escrito a la Junta Electoral Central comunicándole que renunciaba a (...) mi puesto de diputado", explicó.

El político detalló que "las actuales circunstancias políticas tanto en España como en Europa han hecho pensar al presidente del Gobierno y a mí mismo que no era muy razonable que el puesto de ministro de Asuntos Exteriores quedara vacante durante un tiempo indefinido".

"Hay mucha incertidumbre sobre cuándo y cómo se podrá producir la investidura", indicó sobre los motivos que le han llevado a renunciar a ser eurodiputado y a seguir como jefe de la diplomacia española en funciones, puesto que calificó de "mucho más exigente" en los actuales momentos.

"Si las expectativas de una formación de un Gobierno a través de una investidura fueran más ciertas en el corto plazo, posiblemente la decisión hubiera sido otra, pero hoy como ustedes saben hay una incertidumbre considerable sobre cuándo va a ser la investidura", comentó, y no descartó que esta sea pospuesta a después del verano.

"Eso quien lo sabe mejor que nadie es el señor (Pablo) Iglesias", dijo en referencia al líder de Podemos, cuyo apoyo a Sánchez no está garantizado.

El ministro consideró que su puesto como titular de Exteriores no se puede dejar vacante "aunque sea ejercido por otro compañero del gabinete durante mucho tiempo" y agradeció al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, su confianza para seguir en el Ejecutivo.

Preguntado por si entendería que los ciudadanos se sintieran "estafados" después de que se presentara como cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas y ahora renuncie al escaño, aseguró que no lo comprendería.

"Hay muchos cabezas de lista que van a ejercer otras funciones dentro de las instituciones europeas", señaló.

"Ser parlamentario no es el único destino para trabajar para Europa y en Europa. No hace falta ser europarlamentario por ejemplo, es un ejemplo, para ser comisario, y yo creo que muchísima gente en España podría razonablemente pensar que mi destino final no hubiera sido el Parlamento, sino otros puestos ejecutivos", afirmó.

"Tanto es trabajar para Europa como europarlamentario que como miembro de la Comisión, o si me apuran incluso como ministro responsable de la cosa europea", constató.

Interrogado sobre si descarta ser comisario, recalcó que no se trata de renunciar "a nada que no se tiene", pero reiteró que no hace falta ser miembro de la Eurocámara para formar parte "hipotéticamente" del Ejecutivo comunitario.

"En cambio, sí había una incompatibilidad absoluta entre seguir siendo ministro y asumir el puesto de eurodiputado", expuso.

Borrell es uno de los principales candidatos a ser el próximo comisario europeo por España y, preguntado de nuevo por si le gustaría ser comisario, respondió que no es tanto "un problema" de que a él le guste o no.

"Se trata de señalar (...) que estoy convencido de que muchas de las personas que votaron la candidatura que yo encabecé entendían perfectamente que el destino final de los miembros de esa candidatura y el mío en particular no era estar en el Parlamento, sino en otras funciones", comentó.