EFECaracas

El presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, llamó este martes a una sesión mañana en el Palacio Federal Legislativo, mismo día que el líder opositor venezolano Juan Guaidó ha convocado a un debate en ese lugar.

"Vamos a hacer una sesión especial en reconocimiento a los educadores de Venezuela, quienes han entregado su vida a esa noble labor", dijo Cabello al término de una sesión de la ANC, un cuerpo no reconocido por numerosos países, en la que el mandatario Nicolás Maduro presentó este martes su balance anual.

Cabello informó que los más de 500 miembros oficialistas de la ANC, que ejerce poderes incontestables en Venezuela, trabajarán en sesiones especiales y continuas para dar "atención a los distintos sectores".

"Esto va a ser todos los días (...) le va a dar una dinámica distinta a la ANC", adelantó, lo que supone un cambio en la rutina dentro del Palacio Federal Legislativo.

Hasta ahora, los oficialistas iban a este edificio, sede del Parlamento, solo una o dos veces por mes cuando realizaban alguna sesión.

"Estos espacios son del pueblo que trabaja, del pueblo que defiende la patria, no de aquellos que quieren entregárselo al imperialismo, esta ANC se declara por lo tanto en modo sesiones de trabajo", sostuvo.

Cabello señaló además que el cuerpo oficialista tiene ahora "mucho trabajo" con las propuestas de leyes que les entregó este martes Maduro, entre las que destacan reformas en materia de aduanas, la cartera crediticia y la creación de un fondo especial para la protección de la salud.

Guaidó, reconocido como presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) por la mayoría de la oposición, cambió la sesión legislativa al miércoles, a pesar de estar prevista para este martes, y evitar así coincidir con una marcha convocada por el chavismo.

El pasado 5 de enero, día en que se debía renovar la presidencia de la AN, las fuerzas del Estado impidieron el paso al palacio legislativo a Guaidó y a parte de la mayoría de los diputados que lo respaldan y que lo reeligieron en una sesión paralela con 100 de los 167 votos en juego.

Mientras tanto, el diputado Luis Parra, un disidente de la oposición, también se proclamó presidente de la cámara con los votos del chavismo y de un minúsculo grupo de opositores en una tensa sesión en la sede del Parlamento.