EFESanta Cruz de Tenerife

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha afirmado este martes que la situación de la inmigración en las islas es "inaceptable" y por lo tanto el Gobierno central "lo tiene que hacer mejor".

Torres, que ha respondido a dos preguntas sobre inmigración en el pleno del Parlamento, ha subrayado que "Canarias es tan Europa como París, Madrid y Bruselas", y ha exigido la derivación de migrantes a la península, la apertura de las fronteras marroquíes a las devoluciones y la habilitación de espacios para albergar a los migrantes, cientos de ellos confinados en el muelle de Arguineguín.

"No entendemos que haya patrimonio del Estado" susceptible de ser utilizado para albergar a los migrantes y que siga cerrado, denunció Torres, y recordó que tanto el Gobierno de Canarias como los cabildos y ayuntamientos han facilitado instalaciones al respecto.

También defendió que el ejecutivo regional ha cumplido con sus competencias, limitadas a la acogida de los menores, que actualmente son 1.355 con un coste mensual de un millón de euros, pero también asume sus responsabilidades para exigir una respuesta a España y a Europa.

"Es una situación dramática, con muchas aristas, agravada por la covid y a la que se tiene que responder mejor", dijo Torres ante las críticas de la portavoz del PP, Australia Navarro.

Navarro acusó a Torres de incompetencia, porque "no hizo nada" cuando "se veía venir" esta situación por el cierre hace un año de la ruta del Estrecho.

Se han batido récords en llegada de inmigrantes, en rescates, en embarcaciones y en fallecimientos, y "usted ha batido récord de incompetencia", dijo Navarro.

"Lo que están permitiendo en Arguineguín es inhumano e indigno" y no desaparece por impedir a fotógrafos, cámaras y periodistas informar de ello, denunció Navarro.

Las tripulaciones de Salvamento Marítimo están al límite, como lo están los agentes de seguridad y los voluntarios de las ONG, afirmó Navarro, y señaló que no es tiempo de diagnósticos sino de soluciones.

Torres pidió a la representante del PP que "no haga política" con la inmigración y que se limite a criticar al Gobierno de Canarias por sus competencias, los menores, aunque afirmó que en eso no puede porque el ejecutivo regional actúa al respecto, y además asume otras responsabilidades.