EFECambados (Pontevedra)

El líder del PP, Pablo Casado, ha vuelto a tierras gallegas por cuarto día en campaña electoral y ha puesto en valor el proyecto "moderado y sensato" del presidente de la Xunta y candidato a la reelección de su partido, Alberto Núñez Feijóo, frente a un Gobierno central que "crispa" e "insulta".

Aunque en principio no estaba previsto que Casado coincidiera con Feijóo, ya que solo iba a intervenir por la mañana en Pontevedra mientras el presidente gallego se reunía en Santiago con el comité de empresa de Alcoa, en proceso de cierre, finalmente se desvió un poco de su ruta hacia el País Vasco para compartir un mitin en As Pontes (A Coruña).

Allí realizó una intervención de poco más de diez minutos, en la que defendió la viabilidad tanto de Alcoa como de la central térmica de As Pontes y defendió el proyecto de Núñez Feijóo por ser "marca PP", al igual que el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, el invitado estrella a este acto antes de conocerse la presencia de Casado.

Feijóo ha agradecido la presencia del líder nacional de su partido, al tiempo que le ha dicho que quería que estuviese en As Pontes para tener una fotografía de él con la chimenea de la central térmica. Una imagen "que te va a perseguir allí donde vayas", ha advertido a Casado, a quien ha emplazado a defender la continuidad del recinto.

También ha dicho que quería que Casado "mirase a la cara" a los transportistas de As Pontes que están "sin entrar un euro en casa" y, por eso, se reunieron con un grupo de ellos antes del inicio del mitin.

Y es que Feijóo ha insistido en comprometerse con el futuro de esta planta y de la multinacional Alcoa en San Cibrao (Lugo), frente a lo que considera "mentiras" del Gobierno central, y ha rechazado la clausura de la térmica de Endesa en As Pontes (A Coruña) por "mala, injusta y demagógica".

Pero más allá de la defensa de estos proyectos industriales, el discurso de los tres se ha dirigido a reclamar a los votantes que acudan a las urnas el próximo 12 de julio y ha descartar cualquier "miedo" que pueda por posibles contagios de coronavirus, aunque sin referirse en ningún momento al rebrote registrado en A Mariña.

Solo Moreno ha apuntado que esta pandemia "no se ha acabado" sino que solo se la ha "arrinconado", pero "está ahí", ha constatado.

En todo caso, tanto él como Casado han dejado claro que confían en la capacidad de gestión de Feijóo para hacer frente a esta situación y también a la crisis social y económica derivada de la pandemia del coronavirus.

De hecho, el líder del PP gallego pidió, por la mañana en Pontevedra, a todos los gallegos que quieran una sanidad de calidad que voten a Feijóo, que durante la pandemia del coronavirus ha sido "muy precavido y garantista", por lo que ahora el sistema sanitario "está preparado para cualquier contingencia".

Moreno, que ha intervenido después del líder nacional y justo antes de Feijóo, ha puesto al candidato popular como el "modelo de gestión que tiene el PP, de sensatez, equilibrio y honestidad" y "eso lo sabe bien Casado", ha añadido, aparte de situar al presidente gallego como su "ejemplo de gestión" para Andalucía.

"Yo confío en Alberto Núñez Feijóo, tengo que decir que copio sus políticas de Galicia en Andalucía, no me duelen prendas", ha proclamado el presidente andaluz.

De esta manera, ha exhibido su sintonía con el presidente gallego, con quien ha llegado a bromear al decirle que, tras once años de gobierno, "cada vez está mejor" porque en alguna foto anterior que ha visto estaba "regular".