EFEMadrid

La ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, ha asegurado este viernes que el Gobierno "no está buscando ventajas de ningún tipo" con la suspensión de los tres diputados de ERC y uno de JxCat presos en Soto del Real (Madrid), al reducirse el número necesario para alcanzar la mayoría absoluta en el Congreso.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, celebrada antes de conocerse la decisión de la Mesa de suspender a los diputados, Celaá ha precisado que "somos una democracia consolidada y creemos en la separación de poderes".

Claramente, ha continuado, respetarán la decisión que tome la Mesa tras recibir el informe de los letrados y se ha mostrado segura de que ese órgano se manifestará con argumentos técnicos y resoluciones bien documentadas en lo jurídico.

Respecto a las reacciones del PP y de Ciudadanos sobre esta cuestión y pedir responsabilidades a la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, Celaá ha indicado que la de Ciudadanos, pedir su dimisión, le parecía "desproporcionada, al menos".

Respecto a la variación sobre la mayoría absoluta que supone esa suspensión de diputados para la investidura de Pedro Sánchez, ha destacado que el Gobierno "está pensando" en los 350 diputados y la mayoría absoluta de los 176 y que si esas cifras varían será por una decisión ajena al Ejecutivo.

Ha lamentado que el "primer arranque" de la Cámara Baja, en referencia a la condición de los diputados independentistas presos, se haya producido entre "controversias judiciales", por las decisiones del Tribunal Constitucional, Supremo o la Fiscalía sobre los diputados independentistas y el PP y Ciudadanos.

Celaá ha pedido a esas dos fuerzas políticas "un esfuerzo", a las que "más crispan", para resolver los problemas de España, que puede llegar a ser "un país aún más importante" de lo que ya es en la Unión Europea.

En su opinión, "no podemos perder esa oportunidad", especialmente porque hay unos datos económicos que así lo avalan y se ha referido a los últimos de la OCDE, que "vienen a confirmar que España está "mejorando notablemente" debido, entre otras cuestiones, a la subida del salario mínimo y la revalorización de las pensiones, con lo que hay más dinero en circulación y el crecimiento económico.

"Estamos haciendo las cosas bien y eso nos debe animar a todas las fuerzas políticas para llegar a un buen resultado", ha concluido.