La portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá, ha insistido este viernes en apelar a la responsabilidad de todas las fuerzas políticas para facilitar la formación de Gobierno "cuanto antes" porque el país "lo necesita".

Y ha subrayado que se mantienen en la "determinación" de tener un Gobierno lo antes posible, aunque no ha querido hablar de posibles fechas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá tampoco ha querido responder a las preguntas de los periodistas sobre si el Gobierno está dispuesto a una mesa de negociación sobre Cataluña como piden los independentistas.

Y se ha limitado a recalcar que el Ejecutivo siempre ha mantenido la posibilidad, "y además lo ha ejercido", de que haya "diálogo dentro de la Constitución y dentro de la ley".

La ministra portavoz ha dicho de nuevo que "Pedro Sánchez, en su calidad de candidato socialista, ha ganado todas las convocatorias electorales de este año". El país le ha votado "de forma inequívoca", ha añadido.

Y por eso entre los miembros del Gabinete "persiste la convicción" de que se debe formar un Gobierno "cuanto antes", y dada la fragmentación parlamentaria sigue siendo "responsabilidad de todas las fuerzas" hacerlo posible.

Celaá, que ha insistido en que las negociaciones para la investidura corresponden a los partidos, ha considerado no obstante "fundamental" que se haya vertebrado una "mayoría progresista" entre PSOE y Podemos para formar un Gobierno de progreso que espera que "prospere".

Ha recordado que las principales fuerzas de la derecha se han "autoexcluido" hasta el momento de las negociaciones, y ha valorado el "paso adelante" dado por las fuerzas progresistas por "responsabilidad", porque "lo quieren los ciudadanos" y "porque lo necesita el país".

"La única alternativa posible es un Gobierno presidido por Pedro Sánchez", ha repetido Celaá, para quien "lo mejor que le puede pasar al país" es que dicho Ejecutivo eche a andar pronto.

Ha reconocido en este sentido que hay "evidentes signos de desaceleración económica" y que "la incertidumbre no debería pero podría lastrar si no reaccionamos a tiempo".

Además ha recordado que la Comisión Europea ha pedido la remisión de un nuevo plan presupuestario en cuanto el nuevo Gobierno se forme y proyecte los presupuestos.

Ha recordado en cualquier caso que Sánchez ya ha dicho que la guía del Gobierno es la disciplina fiscal y estabilidad presupuestaria.

Y ha añadido que la disciplina fiscal tiene que ser también "justicia fiscal y justicia social".