EFEEstambul

Centenares de fieles han participado este domingo en el funeral en Estambul del patriarca armenio de Constantinopla, Mesrob II Mutafyan, fallecido el 8 de marzo pasado tras años padeciendo una enfermedad mental que lo mantenía recluido en un hospital de la ciudad turca.

El funeral tuvo lugar en la catedral de Surp Asdvadzadzin, en el histórico barrio de Kumkapi, a orillas del mar de Mármara.

A la misa en honor del difunto asistieron numerosos representantes eclesiásticos de otras iglesias, como la católica o la siriaca, además de altos cargos del Gobierno turco y de la oposición.

Tras la liturgia en la iglesia, el catafalco con el cuerpo embalsamado del máximo líder espiritual de los aproximadamente 70.000 armenios de Turquía y de gran parte de la diáspora, fue colocado ante la sede del Patriarcado.

En sus mensajes de condolencia, los delegados de otras iglesias destacaron el carácter comprometido y dialogante del eclesiástico, nacido en Estambul en 1956 y elegido patriarca en 1998, tras haber estudiado en EEUU y Roma.

A partir de 2006, Mutafyan mostró síntomas de demencia frontotemporal, una enfermedad incurable que le incapacitaba para ejercer el cargo y que le obligó a recluirse en un hospital armenio de Estambul.

En 2010, las autoridades turcas nombraron por decreto "patriarca en funciones" al arzobispo armenio Aram Atesyan, pese a la oposición de una importante parte de la comunidad armenia, que lleva años pidiendo elegir a un nuevo máximo líder.

El Gobierno turco ha bloqueado este proceso aduciendo que no se puede hacer en vida del patriarca, pero la muerte de Mutafyan abre la vía para que el clero armenio convoque estas elecciones, pasados 40 días de luto.