EFERoma

El consejero de Sanidad de Lombardía, Giulio Gallera, ha salido del Gobierno de esta región del norte de Italia en una remodelación anunciada hoy y que se produce días después de la polémica por la lentitud en la administración de las vacunas contra el covid.

El presidente de la norteña Lombardía, Attilio Fontana, anunció hoy la nueva composición del gobierno de esta región fuertemente golpeada por la pandemia, y justificó la salida de Gallera por el "cansancio" después de muchos meses de dura gestión de la emergencia.

"Ha desarrollado un trabajo muy pesado, estaba especialmente cansado y por ello ha participado en la rotación", dijo Fontana, en una comparecencia difundida en Facebook.

"Queríamos concentrarnos en poner nuevas fuerzas, para seguir mirando con determinación al futuro de nuestra región y asegurarnos de que Lombardía pueda empezar a correr de nuevo, con la misma fuerza con la que ha competido en años anteriores", aseguró.

Pero Gallera causó polémica hace días, cuando trató de dar una explicación a por qué Lombardía, una de las regiones con más casos de covid desde el inicio de la pandemia, está en los últimos puestos entre las regiones por el número de dosis administradas desde que comenzó la campaña de vacunación el 27 de diciembre.

"El 31 de diciembre fue el último día del año, luego hubo tres días de vacaciones. Tenemos médicos y enfermeras que tienen 50 días de libranzas vencidas. No los voy a traer de vuelta al servicio para vacunar los días festivos", dijo Gallera, en unas declaraciones ampliamente criticadas, incluso desde su partido, la ultraderechista Liga.

"Las declaraciones del consejero Gallera no fueron compartidas y no representan el pensamiento del Gobierno de Lombardía. El Gobierno de (Giuseppe) Conte no puede aprovecharlas para acusar a Lombardía de retrasos en la campaña de vacunación", señalaron responsables de la Liga.

De acuerdo a los últimos datos de vacunación, hasta ayer se había inoculado en Italia a casi 180.000 personas, pero la diferencia de velocidad entre las regiones es abismal.

Mientras Lacio (cuya capital es Roma) ha empleado ya el 63,3 % de las vacunas disponibles, Lombardía (con capital en Milán) ha administrado solo el 11,4 % de sus existencias.

En el puesto de Gallera ha sido nombrada la ex alcaldesa de Milán y ex ministra de Educación Letizia Moratti, que también será vicepresidenta de Lombardía.

Lombardía acumula más de 25.000 de los más de 77.000 muertos por coronavirus de Italia y ayer tuvo cerca de 2.800 nuevos contagios y se acerca al medio millón en total. EFE

vh/dm