EFEBangkok

Las elecciones para elegir el próximo Parlamento unicameral de Papúa Nueva Guinea comenzaron hoy y continuarán hasta el próximo 8 de julio, en un país en el que los partidos tradicionalmente han gobernado en coalición.

Las urnas decidirán 111 escaños del Legislativo unicameral entre los 3.332 candidatos que concurren, de los que solo 165 son mujeres.

El primer ministro papú, Peter O'Neill, espera renovar su mandato al frente del partido Congreso Nacional del Pueblo, con el que ganó las elecciones de 2012, que contaron con 4.776.096 votantes registrados y un volumen de participación del 76,89 %.

El gobernante de 52 años compite con los ex primeros ministros Michael Somare y Mekere Morauta y con Don Polye y su Partido Victoria del Empoderamiento de Patrimonio.

Al gobierno de O'Neill le acusan los rivales políticos de corrupción y de llevar a la ruina al país, habitado por una población de unos siete millones de personas.

Ninguna formación política de Papúa Nueva Guinea ha conseguido la mayoría absoluta en el pasado y los analistas no prevén que cambie la tendencia en esta ocasión.

Cientos de observadores siguen las elecciones papuanas que se celebran tras una campaña electoral considerada como "relativamente pacífica", según los medios australianos.