EFEMadrid

Las principales sociedades científicas españolas que representan a 170.000 médicos han pedido a los responsables políticos que basen su gestión de la pandemia en criterios "estrictamente sanitarios" y han calificado la situación actual de "muy preocupante".

Lo han hecho en un manifiesto firmado por 55 sociedades científicas que se ha dado a conocer este sábado en la clausura del I Congreso Nacional COVID19 celebrado esta semana en Madrid y durante el que se han presentado más de 400 estudios.

El presidente del Comité Organizador del Congreso, el doctor Antonio Rivero, ha calificado la situación actual de "preocupante" y ha pedido a administraciones y ciudadanos que "reaccionen" para evitar un nuevo desbordamiento del sistema sanitario.

"En estos momentos de crisis, pedimos a todas las personas e instituciones que tienen responsabilidades políticas en la gestión de la pandemia que se guíen por criterios estrictamente sanitarios, basados en la mejor evidencia científica disponible, y desligados de cualquier otro interés que no atienda al interés general de la población", reza el manifiesto.

El objetivo del mismo es ofrecer a las autoridades sanitarias y la opinión pública un documento de reflexión para mejorar la gestión de la pandemia.

Las sociedades científicas que lo firman -y que representan a un total de 171.356 profesionales sanitarios- ven imprescindible la "lealtad y colaboración entre partidos políticos e instituciones" y apelan a su responsabilidad "para alcanzar un clima de diálogo y consenso que permita adoptar las mejores decisiones y estrategias en la gestión de la pandemia".

Recuerdan que hasta que haya vacunas o fármacos seguros y eficaces "las medidas no farmacológicas de salud pública son el pilar del control de la pandemia" y por ello piden que se dote a los organismos gestores de "las herramientas legales, técnicas y administrativas necesarias para implementar medidas de forma rápida", y que se establezcan las modificaciones legales y administrativas necesarias.

Además, reclaman que se garantice el principio de equidad de toda la población en el acceso tanto a las estrategias preventivas como a los recursos sanitarios frente a la infección y subrayan que "es imprescindible" constituir una reserva estratégica nacional de material destinado tanto a la prevención como al tratamiento de los pacientes.

Tras recordar el impacto que la enfermedad ha tenido en las personas mayores, causando miles de muertes, han exigido que en esta segunda oleada se garantice, "con criterios de equidad, y sin discriminación", el acceso de toda la ciudadanía a los recursos sanitarios, preventivos y terapéuticos más adecuados que requiera su situación clínica y "con independencia de la edad de las personas, de su nivel cultural o socioeconómico, o de su lugar de residencia".

Piden también que se garantice una adecuada atención sanitaria a las personas con otras patologías graves y problemas de salud y se dirigen a los ciudadanos a los que instan a cumplir con las normas y recomendaciones que sean emitidas por las autoridades sanitarias.

"No hay justificación alguna para el comportamiento de aquellas personas que, al eludir las medidas de aislamiento, ponen en riesgo la salud y la vida de las personas de su entorno laboral, social y familiar", censuran los sanitarios.

En este sentido, el manifiesto recuerda a las administraciones que su deber no es sólo dictar las medidas de prevención, sino "hacerlas cumplir sin ambigüedades y sin excepciones".

Y apela a los medios de comunicación para luchar contra la desinformación, la generación de falsas noticias y las campañas negacionistas.

Los firmantes de este documento reclaman la puesta en marcha de planes estratégicos para el desarrollo de la ciencia y la investigación, y se lamentan de que los medios destinados a esta materia en España son muy inferiores a los de países de nuestro entorno.