EFELondres

El nuevo líder laborista británico, el veterano diputado de izquierda Jeremy Corbyn, defendió hoy la "unidad" de su gabinete de la oposición, que ha quedado completado y que está integrado en su mayoría por mujeres.

Corbyn fue elegido el sábado por abrumadora mayoría nuevo líder del primer partido de la oposición del Reino Unido en una elección interna iniciada tras la salida de Ed Miliband, quien dimitió a raíz de la derrota laborista en las elecciones del pasado mayo.

Después de dos días de conversaciones con los diputados laboristas, Corbyn dio hoy por concluida la formación del llamado "gabinete en la sombra", integrado por 16 mujeres y 15 hombres.

No obstante, los principales puestos del equipo de Corbyn están ocupados por hombres.

Varios diputados laboristas, muchos de ellos simpatizantes del Nuevo Laborismo del ex primer ministro Tony Blair, se han negado a ocupar puestos destacados en el equipo de Corbyn.

Entre los nombramientos destacados figuran el de Andy Burnham, quien era candidato al liderazgo de la formación, que fue nombrado portavoz de Interior, mientras que el de Asuntos Exteriores ha quedado para Hilary Benn, del ala izquierdista del partido.

Como portavoz de Economía ha sido nombrado John McDonnell y el puesto de portavoz de Empresa ha caído en Angela Eagle, que también se hará cargo de la secretaria de Estado "en la sombra", con la función de sustituir a Corbyn en la Cámara de los Comunes cuando a éste no le toque el careo semanal con el primer ministro británico, el conservador David Cameron.

La hermana de Angela Eagle, María, ha sido nombrada portavoz de Defensa, si bien en un principio Corbyn había ofrecido este puesto a Chris Bryant, pero éste lo rechazó porque no está de acuerdo con "muchas" de las políticas de defensa que apoya el nuevo líder.

El puesto que ha generado más polémica es el de John McDonnell, muy aliado de Corbyn, por haber dicho en una oportunidad que le gustaría volver a los años ochenta para asesinar a la entonces primer ministra conservadora, Margaret Thatcher, o como cuando dijo que se debería honrar a los terroristas del Ejército Republicano Irlandés (IRA), según informan hoy los medios británicos.

Tras ser nombrado nuevo líder de los laboristas, Corbyn, diputado por la circunscripción de Islington North, en Londres, prometió unir al partido, combatir "los grotescos niveles de desigualdad" en el Reino Unido y trabajar para conseguir una "sociedad mejor".

Corbyn también se opone a renovar el programa de submarinos nucleares Trident y a una intervención occidental en Siria e Irak, así como a la nacionalización de algunos servicios.

"Hemos nombrado un nuevo gabinete en la sombra que es unificador, dinámico, amplio, que por primera vez tiene en su mayoría a mujeres", declaró Corbyn a los periodistas.

"El gabinete en la sombra es una fuerte combinación de cambio y continuidad que ahora se unirá para conseguir que el Gobierno rinda cuentas", añadió.

Corbyn consiguió una victoria arrolladora al obtener 251.417 votos en la primera ronda, un 59,5 % del apoyo de los miembros del partido.

En segundo lugar quedó el más centrista Andy Burnham, con 80.462 sufragios, un 19 %; seguido de Yvette Cooper, la otra aspirante de centro, que quedó tercera con un 17 %.

Liz Kendall, representante del ala derecha de la formación, afín al Nuevo Laborismo, quedó última con un 4,5 %.