EFEMadrid

Una delegación del Parlamento Europeo (PE) visitará España los días 22 y 23 de mayo para recabar información sobre las denuncias por casos de "bebés robados" en el franquismo, según ha informado a Efe la eurodiputada del Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (ALDE) Beatriz Becerra.

Esta es una de las dos misiones anuales de la Comisión de Peticiones del PE, "la única ventanilla abierta permanentemente a los ciudadanos", según Becerra, en la Eurocámara, y donde llegaron las denuncias de víctimas de una supuesta trama que actuó en España, sobre todo entre los años 50 a 90 del siglo XX, dedicada al robo y posterior venta de recién nacidos.

La misión está compuesta por cinco miembros a título pleno: la democratacristiana polaca Julia Pitela, la laborista británica Jude Kirton-Darling, la demócrata italiana Michela Giuffrida, la ecologista letona Tatjana Zdanoka y la italiana Eleonora Evi, del Movimiento Cinco Estrellas.

Y por otros cinco "ex officio": la popular Rosa Estaràs, la socialista Soledad Cabezón, Javier Nart de Ciudadanos, Marina Albiol de IU y Josep-Maria Terricabras de ERC.

La delegación mantendrá citas con las personas "clave que tienen algo que decir" en el procedimiento, y luego elaborará un informe que se presentará "en junio o principios de julio", ha explicado Beatriz Becerra, coordinadora del grupo ALDE en la Comisión de Peticiones y vicepresidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del PE.

El 17 de septiembre de 2015, la Comisión de Peticiones solicitó al Gobierno español que tomase la medidas para asegurar que se investigaran las denuncias sobre los robos de bebés y que se facilitase el acceso a los archivos, tanto de la Iglesia como de hospitales, que pudiesen ser relevantes para las investigaciones.

Y durante el año 2016 recogió más comunicaciones por parte de víctimas que han aportado más información al procedimiento abierto en la Eurocámara sobre este caso, que no es único en Europa.

"Son casos de hace 30 o 40 años, pero de lo que nos hemos dado cuenta es que hay muchísimos casos en Alemania y muchos casos en Reino Unido que tienen que ver con adopciones irregulares", ha explicado la eurodiputada española.

Por eso, Becerra defiende que el problema de los "bebés robados" es un problema genérico europeo.

"Hay otros países europeos en los que se dio esta mala práctica general y ese abuso generalizado y asumido que fue traficar de alguna forma con bebés, sea como sea, en unos casos bajo el amparo u organización de la medicina, de la iglesia, en orfanatos, en conventos", relató la eurodiputada independiente.

Recalcó que es "un problema europeo y como tal problema europeo hay que abordarlo para que nunca más se pueda producir y para que no haya impunidad para los que han tenido que ver con ello".

Y sobre todo, añadió, "para que aquellas personas que todavía tienen una opción de conocer de dónde vienen o cual es su familia, su origen o su vida que puedan hacerlo".